3 min

Análisis de la campaña hortofrutícola de Almería. Campaña 2019/2020

Economía Agroalimentaria
Estadísticas

Nuestro análisis de la campaña recoge el comportamiento positivo de las cotizaciones del pimiento, el pepino, el calabacín, el melón, la sandía y la lechuga, mientras que desciende el precio medio del tomate, la berenjena y la judía verde

Hombre con mascarilla haciendo la compra


Un año más, Cajamar ha presentado el Análisis de la campaña hortofrutícola correspondiente al curso 2019/2020, que elabora su Servicio de Estudios Agroalimentarios, un evento que, en esta ocasión, se ha llevado a cabo de forma telemática debido a la situación excepcional derivada de la crisis sanitaria que estamos padeciendo, mediante un evento online retransmitido en directo ante un gran número de empresarios, técnicos y profesionales del sector.

Las cotizaciones en origen de la campaña 2019/2020 han registrado una evolución favorable en la mayoría de los productos, pues a pesar de que el comienzo se caracterizó por unos precios inferiores a la campaña anterior, el segundo tramo de la campaña, correspondiente al primer semestre de 2020, contabilizó un aumento generalizado debido a la contracción de la oferta de lechuga, melón y sandía, así como por el aumento de la demanda que se produjo durante los meses del confinamiento por la covid-19.

Así, el análisis de la campaña hortofrutícola recoge el comportamiento positivo de las cotizaciones del pimiento, el pepino, el calabacín, el melón, la sandía y la lechuga, mientras que han registrado un descenso en el precio medio el tomate, la berenjena y la judía verde.

En cuanto a la superficie, la provincia cuenta con un total de 32.368 hectáreas de invernaderos, lo que supone un 1 % más que el año pasado, concentrándose este aumento en el levante almeriense, como viene siendo la tónica en los últimos años. Destaca el aumento medio acumulado de un 1,54 % registrado en el periodo de la última década. 

Así, la superficie dedicada a la producción de frutas y hortalizas en la campaña 2019/2020 ha sido de 60.699 hectáreas, teniendo en cuenta los diferentes ciclos de cultivo, lo que significa un incremento del 3,1 % respecto al curso pasado. Por cultivos, sobresale el aumento de los dedicados a berenjena (+10,5 %), pimiento (+7,3 %), que mantiene la tendencia al alza iniciada hace diez años, así como el liderazgo que le arrebató al tomate en la 2018/2019, y pepino (+4,8 %); mientras que desciende en tomate (-9,6 %) y judía (-34,5 %), que continúa su particular declive año tras año reflejando su comportamiento como un cultivo residual.

El volumen de la producción hortofrutícola se ha mantenido, con un ligero descenso (-1,2 %), registrando un total de 3.721.118 toneladas, de las que 3.488.510 toneladas (-1 %) corresponden a cultivos bajo plástico; la berenjena y el pimiento anotan los mejores comportamientos, con alzas del 13 % y el 7,7 %, respectivamente, mientras que cae la cifra en tomate y sandía (-10,3 % en ambos casos), melón (-5,9 %) y lechuga (-5 %). 

Por su parte, el valor de la producción ha crecido un 5,2 % y ha contabilizado 2.319,5 millones de euros, de los que 2.291,6 millones provienen de la horticultura intensiva; en este caso, la sandía protagoniza la mayor subida de ingresos (+32,3 %), seguida del pepino (+15,3 %), el melón (+13,2 %) y el pimiento (+9,1 %), mientras que han mermado su facturación la berenjena (-13,1 %) y el tomate (-10,8 %).


10 diciembre 2020
Economía Agroalimentaria
Estadísticas

Te puede interesar

Dos pollitos en una granja
MERCADOS | Carne de ave

La situación sobrevenida por el impacto de la pandemia en 2020 ha desequilibrado el mercado del sector avícola de engorde