7 min

Cultivo sostenible de papaya en clima subtropical mediterráneo. Proyecto CARISMED

Producir papaya en cantidad y calidad suficiente para su exportación a Europa

Papayas envasadas


El objetivo ha sido determinar estrategias de cultivo rentables y sostenibles que prioricen un uso racional de los factores productivos para producir papaya en cantidad y calidad suficiente para su exportación a Europa.

Líneas de trabajo

Para conseguirlo se ha trabajado para:

  • Establecer las variedades mejor adaptadas a cada zona productiva de acuerdo con las exigencias del mercado.
  • Adaptar las estructuras utilizadas para el cultivo protegido de la papaya en cada zona productiva a sus exigencias climáticas con el fin de mejorar los rendimientos y la calidad de la cosecha.
  • Definir las técnicas de cultivo (fechas de trasplante, marcos de plantación, control de riego y nutrición, etc.) adecuadas para cada zona de cultivo.
  • Establecer el punto óptimo de recolección y el manejo postcosecha que garantice la calidad en destino en cada momento.

Socios del proyecto

El grupo está constituido por las empresas Anecoop y Hortamar en la Península, y Conagrican y Metal Agrícola en las Islas Canarias. Junto con el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias, la Universidad de Almería y la Fundación Cajamar como entidades generadoras de conocimiento, y Coexphal que ha llevado el peso de la divulgación del proyecto.

El comportamiento en invernadero

Tras seleccionar previamente cuatro variedades comerciales (‘Intenzza’, ‘Caballero’, ‘Sweet Sense’ y ‘Iuve’), se ha estudiado su comportamiento en cuatro invernaderos distintos, dos ubicados en Almería, en el poniente (El Ejido) y en el levante (Retamar), y otros dos en Gran Canaria, al norte (Santa María de Guía) y al sur (Santa Lucía de Tirajana). La plantación se realizó en primavera de 2019 con una densidad de 1667 plantas por hectárea.

Las condiciones de clima dentro del invernadero han sido más estables en el norte de Gran Canaria, con temperaturas máximas que se han mantenido en torno a los 25 ºC y no han superado los 30 ºC, y temperaturas mínimas casi siempre por encima de los 15 ºC.

  • En el sur de la isla las temperaturas máximas han estado en torno a los 30 ºC y las mínimas han seguido un patrón similar al observado en la ubicación norte.
  • En la península, en el poniente almeriense, las máximas han oscilado entre los 30-35 ºC y las mínimas se han mantenido por encima de los 10 ºC gracias a la calefacción. Mientras, en el levante, las temperaturas máximas se han mantenido entre los 35-40 ºC y se han alcanzado mínimas de hasta 5 ºC.

En lo referente a la humedad relativa, las mínimas durante primavera-verano, tras el trasplante, que son las fechas más críticas, han estado en torno al 35-40 % en las dos ubicaciones peninsulares. En cambio, en el sur de Gran Canaria la humedad relativa se ha mantenido en torno al 55 % y en el norte no ha bajado del 60 %.

Invernadero de papaya

Invernadero de papaya

El manejo de la floración

La papaya presenta flores hermafroditas tipo elongata que son las que producen los frutos comerciales. Cuando las condiciones climáticas no son óptimas aparecen malformaciones florales (tipo pentandria o carpeloidía) que dan lugar a frutos no comerciales y que hay que aclarar, flores funcionalmente masculinas u otras tipologías intermedias que son indeseables y pueden afectar a los rendimientos.

En el norte de Gran Canaria se ha observado el mayor porcentaje de flores tipo elongata en todas las variedades con respecto al resto de ubicaciones. Las condiciones de clima más estables y próximas al óptimo para la papaya pueden explicarlo. En el levante de Almería las condiciones de clima más extremas han derivado en la peor respuesta de las cuatro ubicaciones en estudio. ‘Intenzza’ y ‘Sweet Sense’ han presentado en general un buen comportamiento en todas las ubicaciones, y ‘Caballero’ se ha mostrado más sensible a este problema.

Planta de papaya

Planta de papaya

Los resultados productivos por variedades

En el norte de Gran Canaria, con las condiciones de clima más benignas, se ha obtenido la mayor producción, por encima de las 80 t ha-1 de promedio para el conjunto de las variedades estudiadas. En este invernadero ‘Intenzza’ con 90 t ha-1 ha sido la más productiva, mientras que ‘Caballero’ con 70 t ha-1 ha sido la menos productiva. En el poniente almeriense y sur de Gran Canaria el clima ha sido similar, y los rendimientos medios han estado ligeramente por debajo de las 60 t ha-1 en ambos casos para el conjunto de las cuatro variedades.

En el poniente la variedad más productiva ha sido ‘Iuve’ alcanzando las 70 t ha-1, mientras que ‘Caballero’ ha sido la que ha obtenido menos producción con 45 t ha-1. En el sur de la isla, ‘Iuve’ con 65 t ha-1, también ha sido la de mayor rendimiento, mientras que ‘Intenzza’ con 50 t ha-1 ha sido la que peor comportamiento ha tenido en este sentido.

Por último, en el levante almeriense, con condiciones más limitantes para el cultivo de papaya, la producción global estuvo por debajo de las 50 t ha-1, siendo en este caso ‘Caballero’ las más productiva con 55 t ha-1 e ‘Intenzza’ la peor con tan solo 35 t ha-1.

Estudiando el comportamiento de las variedades en su conjunto, independientemente de la zona de producción, ha destacado ‘Iuve’ con una producción media de 65 t ha-1, mientras que el resto ha estado alrededor las 60 t ha-1. Estos datos corresponden a la producción acumulada hasta el 30 de junio.

Combinando la producción de las cuatro ubicaciones se puede abastecer al mercado de enero a julio con cantidades suficientes. Con la producción del segundo ciclo se podría completar el periodo de septiembre a diciembre, por lo que sería factible abastecer al mercado prácticamente todo el año.

Tamaño y calidad del fruto

En cuanto al tamaño del fruto, el mercado prefiere piezas que no excedan de los 1500 g. A la salida del invierno se recolectan los frutos más grandes y llegando el verano las piezas en general son más pequeñas.

Teniendo en cuenta este aspecto, ‘Intenzza’ ha presentado frutos excesivamente grandes, sobre todo en las ubicaciones del sur de Gran Canaria y poniente de Almería durante los primeros meses de recolección. ‘Iuve’ y ‘Sweet Sense’ han presentado frutos más acordes con los estándares del mercado durante la mayor parte de la campaña con un tamaño medio entre 1300 y 1200 g, y ‘Caballero’ ha sido la más estable en general en cuanto al tamaño del fruto, con frutos más pequeños, en torno a 1000 g.

Por último, es importante llegar al mercado con un producto de calidad, y concretamente con un contenido en SST que no esté por debajo de los 9-10 ºBrix. En este sentido, el mejor comportamiento se ha observado en las ubicaciones del sur de Gran Canaria y el poniente almeriense, concretamente con la variedad ‘Caballero’ que se ha mantenido siempre en este rango.

Conclusiones

Como conclusiones hay que indicar que se ha puesto de manifiesto la importancia que tienen las condiciones climáticas sobre los rendimientos y la calidad de los frutos. El uso de herramientas como la ventilación y la nebulización mejora las condiciones durante el verano, que es uno de los periodos críticos. Durante el invierno, el apoyo con calefacción puede ser una herramienta útil para zonas frías.

En cuanto a las variedades:

  • ‘Iuve’ destaca por ser la más precoz y presentar una productividad y calidad media/alta.
  • ‘Caballero’ destaca por su excelente calidad con una productividad media. Es aconsejable para zonas con inviernos suaves, extendiendo su producción al mes de julio con frutos de tamaño uniforme a lo largo de todo el ciclo.
  • ‘Sweet sense’ presenta una productividad y calidad buenas, su sabor y su mayor contenido en compuestos bioactivos.
  • ‘Intenzza’ destaca por su elevada productividad, pero el tamaño del fruto es a veces excesivo y su calidad insuficiente.

Más adelante se expondrán los resultados sobre la puesta a punto de las técnicas de cultivo y la recolección y postcosecha.


25 noviembre 2020

Te puede interesar