10 min

Las 9 tendencias de la industria agroalimentaria para 2023

Sostenibilidad
Cadena de Valor
Nos preguntamos qué tecnologías, innovaciones y escenarios van a protagonizar el nuevo año que ahora comienza: desde el 'plant based' a los metaversos, pasando por la carne cultivada, las 'dark stores' y los propios cambios en el comportamiento de los consumidores
Tendencias 2023


Con un peso estratégico clave en la economía española, el sector agroalimentario aporta un valor añadido bruto de más de 100.000 millones de euros, representa en torno al 11 % del PIB y da empleo directo e indirecto a más de 2,7 millones de personas.

El 2022 ha estado marcado por la fuerte presencia y crecimiento de las innovaciones tecnológicas y los ecosistemas foodtech dentro de la industria.

De cara al próximo año está claro que nos enfrentamos a un futuro incierto, con rápidos e inesperados cambios y con muchos retos que afrontar: escasez, sobrepoblación, cambio climático, guerras, crisis energética, inflación, la presión de la Agenda 2030, los cambios en el comportamiento de los consumidores, etc.

Estamos atravesando una transformación digital donde se está creando una nueva industria agroalimentaria. Por ello, es normal que nos preguntemos ¿cuáles serán las principales tendencias de esta industria en 2023?

A continuación, exponemos algunas de las tendencias del sector agroalimentario que consideramos que marcarán el próximo 2023 desde el punto de vista tecnológico, político, económico y social.

1. Foodtech y la digitalización de la cadena de valor

El sector agroalimentario español está siendo protagonista de una revolución digital que está transformando la arquitectura interna de las empresas, los procesos y en general la forma de entender la propia industria. 

Esta revolución no ha hecho más que empezar y es que sin duda la tecnología y la innovación seguirán jugando un importante papel para los sistemas agroalimentarios en 2023.

Durante este 2022 se confirmó que el sector del foodtech despierta cada vez más interés en nuestro país. Según el informe de Eatable Adventures ‘El Estado del FoodTech en España 2022’, España se ha consolidado como ‘Foodtech Nation’, alcanzando una inversión de 268 millones de euros y situándose como cuarta potencia agroalimentaria a nivel europeo.

El uso de nuevas tecnologías será clave para potenciar la productividad y eficiencia del sector, así como en las búsqueda de soluciones para los desafíos anteriormente mencionados. Entre las tecnologías que tendrán más impacto, podemos destacar:

  • IOT: conocido como el internet de las cosas, permitirá impulsar por ejemplo la agricultura de precisión mediante sensores, GPS, monitorización de cultivos, etc.
  • Robótica y automatización: algunos ejemplos como drones, vehículos autónomos, riego automático, robots de siembra, softwares o brazos robóticos recolectores, permiten mejorar la eficiencia y productividad en los procesos de producción.
  • Big Data: la información es poder y esto ayuda a los diferentes eslabones de la cadena agroalimentaria a tomar mejores decisiones para mejorar la producción, reducir costes y optimizar el uso de los recursos.
  • Impresión 3D: la impresión de diferentes tipos de alimentos con impresos 3D es un futuro cada vez menos lejano.
  • Inteligencia artificial (IA): se está utilizando para predecir cosechas, mejorar el bienestar animal y garantizar una pesca sostenible.
  • Block Chain: podrá mejorar  la trazabilidad y la valorización de la cadena alimentaria, controlándose la gestión de los alimentos en todas las etapas de la cadena de valor.
Foto donde se ven varios brazos mecánicos controlados por inteligencia artificial regando cultivos hidropónicos, midiendo grado de humedad y ajustando el agua necesaria

2. Los cambios en el comportamiento del consumidor

La industria agroalimentaria está directamente dictada por el comportamiento del consumidor. Por ello, otra de las tendencias, no solo para 2023 si no para los próximos años, son los cambios que se están produciendo en los hábitos y comportamientos de los consumidores. Algunas de las líneas más destacadas son:

  • Salud: constante y creciente preocupanción de los consumidores por su bienestar, buscando productos orientados a mejorar la salud física y mental. 
  • Sostenibilidad: cada vez más conscientes con el medio ambiente como factor decisivo en la selección de productos. Buscan marcas responsables y sostenibles.
  • GLocal: combina la cocina mundial con ingredientes de origen y producción local. Se trata de preparar platos y mezclar alimentos de cocinas de todo el mundo con ingredientes de bajo impacto en carbono, como productos locales y alimentos procedentes de la agricultura sostenible.
  • Nostalgia culinaria: se trata del aumento en la demanda de platos de toda la vida, que nos trasladan a un momento de nuestra infancia. Es ahí cuando se produce la nostalgia culinaria. Esta tendencia se verá reflejada en un aumento en la demanda de los platos tradicionales de la gastronomía española.
  • Ready to eat: según la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC), un 95 % de los consumidores españoles incluyen estos platos prefabricados en su lista de la compra.

En general, se seguirán acelerando los hábitos hacia un consumo saludable y responsable centrándose en el bienestar físico, mental, social e incluso animal.

Persona comprando tecnología en unos grandes almacenes

3. Incertidumbre con la inflación y la crisis energética

La crisis energética y la inflación seguirán siendo un tema candente en 2023. Esto se debe a la gran volatilidad e incertidumbre provocado por la guerra en Ucrania y las tensiones entre EEUU y China.

Aunque se estima que se producirá una gradual bajada de la inflación, esta seguirá siendo elevada para la normalidad europea. Continuará existiendo presión en la cadena de suministros y la crisis energética seguirá impactando en términos macroeconómicos.

En resumen, parece que en 2023 continuaremos dentro del túnel y algunos sectores tendrán poca luz. Estas previsiones parten de la hipótesis de una caída del PIB de la eurozona en un 0,2 % en 2023 y una tasa de inflación mundial entorno al 4,8 %, según el Banco de España.

 

4. La sostenibilidad es y será el tema general

La sostenibilidad ha sido el objetivo central de los últimos años, y cobrará aún más importancia en los próximos. 

En general, el cambio climático tendrá un impacto significativo en el sector agroalimentario e incrementará la incertidumbre en las predicciones. Por ello, el objetivo central del sector se basa en conseguir un sistema sostenible, tanto en su dimensión medioambiental, como en la sociodemográfica y económica.

Invertir en agricultura sostenible o utilizar recursos que cuiden el medioambiente en otras etapas de la cadena productiva es fundamental, no solo para cuidar el planeta, si no también para reducir costes en las empresas y hacer que las marcas tengan mayor aceptación en el mercado.

Algunos de los problemas más relevantes son: la emisión de gases de efecto invernadero a causa de la producción ganadera, la degradación del suelo, la sequía y gestión del agua, el desperdicio de alimentos, la propagación de enfermedades entre plantas y animales o la pérdida de biodiversidad.

A raíz de esto, en el sector agroalimentario están surgiendo diferentes conceptos o tendencias enfocados a conseguir esa sostenibilidad, como:

5. Proteínas alternativas y cell-based

El cell-based  hace referencia al cultivo de células animales para producir tejidos de músculos y grasas. Se trata de la producción de carne en laboratorio de forma industrial.

Las proteínas alternativas acababan 2022 como la principal categoría sobre la que pivota el foodtech. Dentro de esta categoría, cell-based  fue protagonista de una de las noticias más importantes del ejercicio, con la aprobación GRAS de la FDA al pollo cultivado de UPSIDE Foods, dando luz verde a la carne cultivada en Estado Unidos.

Por otro lado, nuevas fuentes de proteínas alternativas como insectos, hongos o microalgas han creado grandes expectativas en la industria. Se prevé que estas proteínas alternativas marquen el futuro de la alimentación, ya que pretenden asegurar la sostenibilidad en la cadena alimentaria y promover el consumo responsable.
 

Ejemplos de alimentos de carne sintética, salchicas, hamburguesas, carne picada o albóndigas

6. Alimentación plant-based

El plant-based, o alimentos de origen vegetal, se ha convertido en una de las tendencias más importantes de nuestro tiempo. El consumidor actual busca alternativas vegetales a todo tipo de productos, incluso tan arraigados mundialmente como la leche de vaca. 

Se prevé que el mercado de los alimentos plant-based crezca hasta los 162.000 millones de dólares en 2030, hecho que confirma que ha pasado de ser una moda a convertirse en un sector independiente con un enorme potencial. 

Se estima que el foco principal dentro del sector plant-based para el próximo año sea la mejora de sabor y textura de los productos, algo que el consumidor sigue echando en falta, así como elaborar productos originales que no intenten imitar a los productos cárnicos y lácteos.

Frutas, verduras, hortalizas cortadas y ordenadas por gama de color

7. Las dark stores

Las dark stores son tiendas o locales de preparación y distribución de pedidos exclusivamente para el comercio electrónico o e-commerce. Se caracterizan por no estar abiertas al público.

Aunque existen desde hace tiempo, con la pandemia se potenciaron de forma exponencial, convirtiéndose en una pieza fundamental de la revolución histórica que está viviendo el retail.

En estos espacios los operarios preparan los pedidos y son capaces de aumentar y hacer más eficientes las entregas de pedidos al cliente digital

España ya es uno de los 10 países a nivel mundial con más cuota de mercado en este sector y el sector de los supermercados online o e-grocery, es por el momento el mayor utilizador de este nuevo formato de tienda. 

Lineal de almacén de distribución alimentario

8. Los metaversos y las redes sociales 

Aunque ahora se encuentre en horas bajas debido a la recesión del contexto actual en todos los mercados, este es sin duda, uno de los temas que más darán que hablar en los próximos años.

Es posible que los metaversos marquen un momento histórico en la forma de entender el mundo, como en su momento lo marcó internet. 

Imagínate un mundo virtual en 3D donde es posible realizar reuniones, asistir a ferias y eventos, cuidar tus cultivos a distancia, tener granjas virtuales, comprar productos como si estuvieras en tiendas físicas, etc.

Los metaversos no paran de crecer y se estima que, para antes del 2030, el mercado relacionado con el metaverso moverá unos 8 trillones de dólares. Sin embargo esto es solo una estimación y habrá que esperar para ver qué pasa.

No debemos olvidarnos de las redes sociales, las cuales siguen creciendo y han ganado presencia en el sector agrario y ganadero en los últimos años, debido a la aparición de numerosos influencers o mejor dicho, agroinfluencers. Estos nos han hecho ver que este sector no es tan arcaico como algunos piensan. De cara al 2023 esto seguirá aumentando, pues los consumidores así lo demandan y para muchos si no existes en internet no existes en general.

9. Nueva PAC

Con el comienzo del año ha entrado en vigor la ley que regula el sistema de gestión de la nueva PAC. Esta nueva ley pretende ser el eje que estructure una agroalimentación sostenible. Considerada la más verde hasta la fecha, es la segunda reforma más profunda en cuanto a transformaciones en la gestión de los fondos que llegan de las arcas comunitarias.

Esta nueva política afectara a más de 630.000 agricultores y ganaderos en España y supondrá un 20 % de los ingresos agrarios. Se introducen los eco-regímenes, antes llamados eco-esquemas que destinan un 25 % de las ayudas a prácticas beneficiosas para el medio ambiente. 

En este caso no se trata de una tendencia en sí, si no una política común que afectará a todo el sector a nivel económico y legal.

bandera de la comunidad europea

Claro está que lo que hemos mencionado hasta ahora son simples proyecciones y en el transcurso del nuevo año se podrá ver cómo va evolucionando el sector. Esto dependerá también del contexto sociopolítico. Aunque hay ciertas preocupaciones muy importantes, no quiere decir que no haya soluciones. Lo más importante es poner todos de nuestra parte y seguir apostando por la innovación e investigación, apoyando a las instituciones que se están encargando de esta labor. 


04 enero 2023
Sostenibilidad
Cadena de Valor
Te puede interesar