3 min

Genes 'DAM' y el mecanismo de algunos frutales para la ‘latencia estacional’

Mejora de Cultivos y Herramientas
Biotecnología
Un estudio comprueba el tiempo de reposo de estos cultivos, de manera que resultan importantes para la adaptación de cada árbol a las condiciones climáticas específicas de cada región donde se quiera introducir
El níspero presenta una latencia estacional frente al calor y no frente al frío


Existe un grupo de genes, llamados ‘Genes DAM’, relacionados con un mecanismo que han desarrollado especialmente algunos árboles frutales y que se conoce como ‘latencia estacional’. 

 

Observatorio de la Digitalización MAPA y Cajamar

 

Esta consiste en una herramienta que utilizan los árboles para protegerse del daño que pueda provocar el frío y la falta de agua durante los meses del año con bajas temperaturas. El estudio del origen y evolución de estos genes resulta de gran relevancia, y sobre él se ha producido una colaboración muy fructífera entre el Laboratorio de Fruticultura del IVIA – Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias, y el profesor Lorenzo Carretero Paulet, del Área de Genética de la Universidad de Almería y de la que se hace eco la Fundación Descubre, institución privada sin ánimo de lucro impulsada por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación de la Junta de Andalucía, en su página web.

El resultado de esa colaboración ha dado lugar a un trabajo publicado en la revista científica ‘BMC Plant Biology’ titulado ‘Evolutionary origin and functional specialization of Dormancy Associated MADS box (DAM) proteins in perennial crops’

La firma corresponde, junto al Profesor Carretero-Paulet, a los investigadores Carles Quesada Traver, Alba Lloret, María Luisa Badenes y Gabino Ríos, este último autor para correspondencia, y todos ellos miembros del Departamento de Citricultura y Producción Vegetal del referido IVIA.

El estudio se une a otros anteriores que, en conjunto, ponen de manifiesto que los genes DAM determinan el tiempo de reposo invernal en los árboles frutales, de manera que “resultan de vital importancia para la adaptación de cada árbol a las condiciones climáticas específicas de cada región donde se quiera introducir”. Es decir, en condiciones de temperatura invernal, juegan un papel fundamental en el aumento de la resistencia al frío de algunos árboles frutales mediante la interrupción del crecimiento en determinadas partes de estos. 

Esta propiedad resulta de gran interés para la introducción de frutales en diferentes zonas geográficas, y para la adaptación a condiciones con menos frío invernal, tal y como proyectan los distintos escenarios de cambio climático

Conclusiones

  • La primera es que “esta familia de ‘Genes DAM’ se encuentra en árboles como el manzano, el peral, el níspero, el melocotonero, el albaricoquero y otros, y surgieron a partir de un gen diferente, relacionado con procesos de floración, que a su vez está presente en la mayoría de las plantas con flores”. 
  • La segunda afirma que “el análisis de estos genes ha permitido identificar determinadas regiones, que son características de ellos, y que podrán utilizarse en el futuro para identificar dichos genes en diferentes tipos de árboles”. 
  • Por último, la tercera se centra en el níspero, que, a diferencia del resto de árboles florales que se han estudiado, “presenta una latencia estacional frente al calor y no frente al frío, lo que quiere decir que estos ‘Genes DAM’ son importantes para controlar la brotación y la floración independientemente de la estación”.

24 octubre 2022
Mejora de Cultivos y Herramientas
Biotecnología
Te puede interesar