2 min

Análisis de la campaña hortofrutícola de Almería. Campaña 2009/2010

Debido a la crisis mundial de 2007 la agricultura, se ha visto claramente afectada, ha sufrido las dificultades de acceso al crédito y la propia debilidad de la demanda mundial ¿Cómo ha afectado a la campaña hortofrutícola de Almería?
Libro descargable

Aunque la protección de los plásticos hace que las inclemencias del tiempo sean menos importantes para la horticultura almeriense que para el resto, el pasado año hidrológico marcó un importante hito en lo que a precipitaciones se refiere. 

La abundancia de lluvias durante todo el invierno (véase al respecto el Apartado 2.1 del informe descargable), provocó un moderado descenso de la producción durante los meses de otoño e invierno, así como una merma relativa de la calidad de los productos, a causa de un menor desarrollo de los cultivos y la mayor incidencia de enfermedades fúngicas en relación a otros años. 

Estas situaciones fueron retornando a la normalidad conforme avanzaban las semanas.

La abundancia de lluvias durante el invierno provocó un descenso de la producción

Cómo ha ayudado el control biológico

La generalización del control biológico como alternativa a los tratamientos químicos ha seguido ocupando un lugar protagonista en la actualidad del sector.

El uso de esta técnica continúa expandiéndose bajo los plásticos de la provincia, aunque ha reducido su ritmo de crecimiento con respecto a las campañas precedentes. 

En este sentido, hay que tener en cuenta que el grado de implantación de esta práctica cultural depende fundamentalmente, y al margen de los deseos del agricultor, de la disponibilidad de fauna auxiliar eficaz y adaptada a las características singulares del entorno, que es proporcionada por la industria auxiliar local. 

Hasta la fecha, el desarrollo de depredadores naturales específicos ha tenido un éxito más que notable para el cultivo del pimiento (a corto plazo, habrá que estar muy atentos a los efectos de la cochinilla algodonosa); y muy interesante en berenjena y pepino, pero sigue presentando no pocas dificultades en tomate, que por sí solo supone un tercio del total de la producción hortofrutícola y otro tanto del valor comercializado desde Almería. 

Si bien es cierto que se han comenzado a identificar parásitos naturales del gran protagonista de las dos últimas campañas, la Tuta absoluta, su aplicación a escala industrial continúa en fase experimental, lo que no es óbice para que a medio plazo se generalice la producción de tomate bajo esta fórmula de manejo

Para saber más sobre estos temas y otros, descarga ahora nuestro informe de análisis sobre la hortofrutícola de Almería


23 noviembre 2010
Te puede interesar