5 min

El precio de los fertilizantes se triplica en solo dos años

Cadena de Valor
Economía Agroalimentaria
La producción europea desciende debido al precio de la energía, que representa el 90 % de los costes en una industria que ha congelado la mayor parte de su fabricación en las últimas semanas
Fertilización de cultivo


Desde final del pasado año 2021 y lo que va de este año 2022, el mundo se enfrenta una escasez de fertilizantes cada vez mayor. Sin duda, un fenómeno que atañe directamente a la posibilidad de abastecer de alimento a toda la población y que viene derivado por el aumento del precio de la energía y por la guerra en Ucrania, que ha impulsado el alza de los precios de los insumos y la disminución en plantas de producción.

 

 

Los precios de referencia internacionales de los fertilizantes comenzaron a elevarse de manera exponencial hace unos meses, y continúan alcanzando máximos históricos en cada actualización. Son los nitrogenados, aquellos que han registrado un aumento más importante debido a que los precios de la urea se han multiplicado por cuatro en los últimos dos años, tal y como refleja la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en su último informe sobre la ‘Evolución de los Mercados Mundiales de Fertilizantes'. Un documento que expresa el análisis y el debate llevado a cabo por el Comité de Problemas de Productos Básicos de este organismo y que se celebró en Roma su última reunión el pasado mes de julio.

Como ejemplo, destacar cómo en marzo de 2020 cotizaban a 231 dólares norteamericanos por tonelada en marzo de 2020 y el pasado marzo de 2022 ya lo hacían a 908 dólares.

En paralelo, los precios de los fertilizantes fosfatados también han subido y en el caso de fosfato diamónico (DAP) se han más que triplicado en los últimos 24 meses.

 

Elevados y volátiles precios de la energía

Según la FAO, el gas natural es la fuente energética la que desempeña un papel crucial en la producción de los fertilizantes nitrogenados y, por ende, en sus precios. El aumento de las cotizaciones de este recurso, muy acusado desde finales de 2021, como consecuencia de diversas razones, entre ellas la guerra en Ucrania y unas condiciones meteorológicas que han dificultado el normal desarrollo de las renovables, ha propiciado un aumento de la demanda de gas y, con ello, su valor. 

Al tiempo, el corte de suministro por parte de uno de los principales proveedores, especialmente en Centroeuropa, como es Rusia, ha obligado a importar gran cantidad de gas licuado (GNL) desde Norteamérica, lo que ha favorecido a que las cotizaciones no fueran más altas aún.

Los precios de los cultivos han aumentado, alcanzando niveles de máximo histórico el pasado mes de marzo de 2022 

Así, según el índice de precios de los alimentos de la FAO, los precios internacionales de los productos alimentarios subieron de 113,5 a 134,1 puntos entre enero y diciembre de 2021 y, luego, a 159,3 en 2022, lo que representa el nivel más alto registrado desde el inicio del uso del índice en 1990.

 

Perspectivas

Desde la FAO, no auguran una segunda mitad de año halagüeña en el ámbito comercial de los fertilizantes. De hecho, su escasa disponibilidad actual, podría repercutir negativamente en la producción y seguridad alimentarias de mantenerse

La radiografía actual es que los suministros internacionales de fertilizantes siguen siendo restringidos, las existencias bajas y las tensiones geopolíticas podrían desencadenar restricciones adicionales del suministro en un plazo breve.

Desde la organización apuntan a que las previsiones para esta campaña en la utilización de fertilizantes son “extremadamente difíciles”, y no será hasta “que no sea posible acceder a más datos oportunos y oficiales sobre el comercio, esta evaluación se mantendrá en un nivel cualitativo, donde se explicará cómo el aumento de los precios de los fertilizantes podría afectar a la utilización de los insumos y a la producción de alimentos en la actual campaña agrícola”.

 

Situación actual

A día de hoy, los efectos de la escasez de fertilizantes ya se están haciendo notar. Precios elevados e indisponibilidad en el mercado a causa de que las plantas de producción no han podido soportar los márgenes a los que se venían enfrentando, ha dado lugar a que buena parte de la nueva generación de estos productos se haya detenido.

La Asociación Internacional de la Industria de los Fertilizantes estima que la utilización total de fertilizantes disminuirá inicialmente un 3 % en 2022/23

Si esto llegara a materializarse, se trataría de una reducción bastante modesta en comparación con las contracciones de los episodios de precios más elevados del pasado; explica el informe sobre la ‘Evolución de los Mercados Mundiales de Fertilizantes'.

En el caso concreto de Europa son menos optimistas, y desde la Fertilizers Europe, asociación continental del sector, denuncian que "los altos precios récord del gas natural, que representan el 90% de los costos variables de producción de la industria, hacen imposible que los productores europeos compitan. Como resultado, más del 70 % de la producción europea se ha reducido la capacidad. Si la situación prevalece, tememos que los productores restantes también puedan verse afectados”, dijo Jacob Hansen, director general de Fertilizers Europe.


08 septiembre 2022
Cadena de Valor
Economía Agroalimentaria
Te puede interesar
España ya tiene definida la nueva PAC, ahora sus nuevas pautas deben ser interiorizadas por los protagonistas

Conoce todas las novedades de la nueva PAC 2023-2027

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) trabaja para que, antes de final de año, los potenciales beneficiarios de la Política Agraria Común, que entra en vigor el 1 de enero de 2023, despejen todas sus incógnitas