8 min

El ecosistema 'foodtech' español se consolida

Tecnología de Alimentos
Biotecnología
La inversión en este ámbito que aúna industria tecnológica e innovación con la industria alimentaria se eleva hasta los 268 millones de euros en 2022 en España
Dron sobrevuela un campo de girasoles


El término foodtech hace referencia a la unión de la industria tecnológica y la innovación con la industria alimentaria. Es un fenómeno relativamente creciente, pero que se ha incrementado de manera importante especialmente en el último lustro, mostrando la necesidad de atender una demanda cada vez más formada e informada en hábitos alimenticios, al tiempo que se trata de obtener nuevas maneras de producción más sostenibles social y medioambientalmente.

España es un país donde el sector agroalimentario tiene un importante peso, de hecho, se puede considerar pilar fundamental de la economía española, pues en 2021 aportó el 9,1 % del VAB y el 11,3 % del empleo; tal y como refleja el ‘Observatorio sobre el sector agroalimentario de las regiones españolas’, editado por Cajamar y presentado en noviembre.

En este contexto, a sabiendas de la importancia cada vez mayor que tiene el denominado sector foodtech en España, todavía no se conocía la envergadura de un ecosistema emprendedor que es cada vez mayor.

Eatable Adventures, una de las principales aceleradoras mundiales ha presentado este mes de diciembre su estudio anual ‘El Estado del Foodtech en España 2022’, que arroja una inversión de 268 millones de euros en en España en este ámbito.

En su análisis, el documento destaca que si bien 2021 fue un año de inflexión para el ecosistema foodtech, a lo largo de 2022 se ha visto cómo muchas de las tecnologías disruptivas se han ido consolidando gracias a su gran solvencia tecnológica. Además, la apuesta de la industria agroalimentaria por adoptar modelos de innovación abierta para resolver sus retos industriales, así como el apoyo de los gobiernos y una mayor confianza de los inversores internacionales, han brindado unas oportunidades excelentes para las startups españolas a lo largo de todo este año.

Y todo ello ha sido fruto también de un contexto que ha obligado a acelerar algunos procesos. Las presiones a las que el sistema alimentario está sometido a nivel global han han dado lugar a que la innovación agroalimentaria no solo sea una realidad, sino que es necesaria: la crisis del Covid-19, el conflicto de Ucrania que ha tenido un fuerte impacto en el desabastecimiento de materias primas, la crisis energética, los efectos del calentamiento global y el aumento demográfico, que ya ha dado la bienvenida a 8.000 millones de personas en el planeta.

Estado del ‘foodtech’ en España

Según Eatable Adventures, en 2022 nos encontramos con una tendencia más conservadora, pero muy favorable para el mercado español, ya que a pesar de situarse en una inversión total de 268 millones de euros, quitando el denominado ‘efecto Glovo’, se registra un incremento del 9,3 % respecto a la inversión de 2021 (245,7 millones de euros)

El ecosistema foodtech español se ha consolidado gracias a que los agentes público-privados han estado más interesados y se han involucrado en la detección de oportunidades y el desarrollo de soluciones tecnológicas que generan impacto en la cadena de valor agroalimentaria. 

Entre ellos, la inversión conseguida por las startups seleccionadas en Spain FoodTech Startups Program, el programa de aceleración en el sector foodtech promovido por Eatable Adventures y apoyado por ICEX España Exportación e Inversiones y el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA). Este programa de aceleración de alto rendimiento, está enfocado a la construcción de sólidas startups españolas de base tecnológica en la cadena de valor agroalimentaria. De las startups seleccionadas en 2021: Moa Foodtech, Cocuus, Innomy, Proppos y H2 Hydroponics, tres de ellas han recibido rondas de inversión por un volumen promedio de 1,8 millones de euros en los últimos meses del año y a lo largo de todo 2022.

Caracterización del sector ‘foodtech’ español

En cuanto al perfil del sector foodtech español, el estudio refleja cómo durante 2022, España sigue dentro del top 10 global en cuanto a número de startups que conforman su ecosistema, compuesto por más de 400 empresas que trabajan para desarrollar el futuro de la cadena de valor agroalimentaria y las soluciones que permitirán nutrir a la población del mañana. 

Startups por regiones en España

 

En el ámbito autonómico, las 3 comunidades líderes siguen siendo las mismas que en ediciones anteriores: Madrid, Cataluña y Andalucía. Madrid revalida su liderazgo en cuanto a número de startups, ascendiendo 2,5 puntos con respecto a 2021, seguido de Cataluña que asciende 1,6 puntos y por Andalucía, que asciende muy tímidamente. En el resto de comunidades, el número de startups permanece prácticamente estable.

 

 

En cuanto a la tasa de supervivencia de las startups españolas de foodtech, esta se ha reducido en 2022 con respecto al año pasado. Si en 2021, cerca del 40 % de los proyectos habían nacido en los últimos tres años, en 2022, esta cifra aumenta a casi 60 %. Ha habido un incremento considerable de nuevas startups y bastantes cambios en el censo de startups. 

En cuanto a equipos, en España se sigue emprendiendo en la edad adulta, con una edad media de los socios que ronda los 38 años. Destaca el incremento en la cuota de mujeres con el 24,23 % de los socios conformado por mujeres, 4 puntos por encima de 2021.

Por otro lado, el estudio refleja cómo las startups de foodtech se consolidan como fuente de empleo cualificado, experimentado un crecimiento en el mismo cercano al 26 % durante 2022.

 

 

Con más de 6.300 ocupados, el tamaño de los equipos más frecuente entre las startups españolas se sitúa entre 1 y 10 empleados. Es destacable el crecimiento de empleo en las startups de mayor tamaño, pasando del 2,5 % en 2021 al 6,3 % en 2022.

Por tercer año consecutivo, además de realizar el censo de las startups que operan en la cadena de valor, desde Eatable Adventures han procedido a clasificarlas a través de una taxonomía propia. Los porcentajes de startups en cada área de la cadena se mantienen constantes con ligeras variaciones inferiores al punto en cada una de ellas. 

El liderazgo del número de startups que operan en la producción y transformación de alimentos continúa y se consolida el número de startups que añaden valor a la agricultura y ganadería, como ya se apuntaba en 2021.

 

 

Atendiendo a cada una de las áreas de la cadena de valor, en el ámbito del agritech, las startups que desarrollan sistemas de automatización de cultivos experimentan un incremento de 11 puntos, comparado con 2021, e irrumpe con fuerza la aplicación de la biotecnología al campo, con un 19 % de startups trabajando en este ámbito. 

 

 

Sin embargo, en el área de producción y transformación de alimentos decae en 11 puntos la categoría de productos elaborados con nuevos ingredientes y en 6 puntos la de nuevas fuentes de ingredientes, manteniéndose estable la de tecnología aplicada a la mejora de los procesos productivos.

Las startups del ecosistema español cuentan con una gran solvencia tecnológica y un nivel de desarrollo muy avanzado, según este estudio

Ambos factores, influyen notablemente en su crecimiento y despiertan el interés por parte de los inversores. Las tecnologías Deep Tech siguen protagonizando la transformación tecnológica de la industria, aunque se aprecian algunas variaciones importantes respecto al año anterior. Crece de forma significativa el empleo de la inteligencia artificial, con un incremento de más de 12 puntos y también machine learning e IOT, con un aumento de 8,5 y 9,6 puntos, respectivamente. Al examinar el grado de desarrollo tecnológico (TRL) de las startups, se halla que más del 80 % posee soluciones listas para el mercado y un 14 % se encuentra todavía en una fase intermedia.

Conclusiones del estudio

Eatable Adventures refleja cómo en 2022 se ha tomado nuevamente el pulso a las startups españolas de foodtech para conocer su opinión sobre los factores clave para la construcción del ecosistema sólido de emprendimiento en la cadena de valor agroalimentaria, contrastando sus respuestas con las del año pasado. 

El papel de los inversores internacionales mantiene su liderazgo con respecto a otros años, seguido por los centros de investigación, cuyo peso disminuye unos puntos en comparación con 2021 y la colaboración con la industria española, que ocupa el tercer lugar en este ranking.

Por otra parte, el apoyo al sector de los inversores españoles, de las universidades y de la administración pública, queda más diluido entre el conjunto de factores que influyen a la hora de acelerar el crecimiento de las startups foodtech españolas. Se refleja además, alguna bajada importante en temas como el apoyo brindado por las ayudas públicas.


19 diciembre 2022
Tecnología de Alimentos
Biotecnología
Te puede interesar