9 min

Granja Circular, o cómo demostrar la sostenibilidad

Economía Circular y Bioeconomía
Producción Animal
Un novedoso modelo de certificación de la sostenibilidad en explotaciones ganaderas de vacuno y ovino, tanto de leche como de carne, que integra criterios medioambientales, económicos, sociales y de bienestar animal
Granja Circular


¿Por qué unirme a Granja Circular?

Poder demostrar el origen sostenible de los alimentos es, cada vez más, un punto más crítico para los productores y los distribuidores. Las exigencias de los consumidores finales, en este sentido, son cada vez mayores. 

Y para poder ser capaces de demostrarlo tenemos que medir y evaluar la sostenibilidad de nuestras actividades, esto nos va a permitir hacer una valoración objetiva de la granja e incluso comparar distintas granjas entre sí. 

Todo esto es posible en Granja Circular.

Granja Circular incorpora indicadores para los distintos tipos de sostenibilidad

En Granja Circular la evaluación se realiza mediante los indicadores de sostenibilidad ―económicos, ambientales, sociales y de bienestar animal― que sean adecuados para cada tipo de granja.

No obstante, a efectos prácticos, refiriéndonos a granjas de animales rumiantes productores de leche y carne, y siempre desde la óptica del asesoramiento integral de las mismas, es necesario definir un modelo propio: Granja Circular. 

Granja Circular tiene una finalidad más práctica que teórica y maneja los más importantes conceptos del asesoramiento como indicadores de los diferentes tipos de sostenibilidad.

De este modo se ha logrado que el modelo de sostenibilidad de Nanta Granja Circular sea multidisciplinar y disponga de varias herramientas de cálculo y evaluación y cuente con indicadores solventes, medibles y prácticos

Granja Circular está disponible para granjas de:

  • Vacas de leche
  • Vacas de carne y cebo de terneros
  • Ovejas de leche
  • Cabras de leche
  • Ovejas de carne y cebo de corderos

¿Qué es Granja Circular?

Es un esquema o marco de referencia para la evaluación de los cuatro pilares de la sostenibilidad de una granja y la definición de las buenas prácticas disponibles para la mejora continua de la misma, clasificadas en un decálogo de sostenibilidad establecido por el propio modelo.

El modelo de sostenibilidad de Nanta consta de los diferentes niveles, con sus correspondientes herramientas de apoyo:

  1. Cálculo de emisiones de la granja
  2. Calificación de granja sostenible
  3. Auditoría en el decálogo de sostenibilidad
  4. Aplicación de las Buenas Prácticas Disponibles (BPD)
  5. Certificación de Granja Circular
    • Monitorización de la sostenibilidad de la granja

Cálculo de las emisiones de la granja

El modelo predice y calcula las siguientes emisiones de una granja (por unidad/tipo de animal/año y por granja/año):

  • Emisiones de nitrógeno
  • Emisiones de metano 
  • Huella de carbono
  • Emisiones de fósforo

Para ello es necesario alimentarlo con datos de:

  • Número de animales (plazas ocupadas por año) 
  • Pesos de cada tipo de animal
  • Producciones de leche (kilos por año) y carne (ganancia de peso)
  • Dietas medias anuales para cada tipo de animal (lactantes, cría, recría, cebo, sementales y adultas)

Los resultados se expresan en varios informes según tipo de animal, kilo de carne y leche producidos y por kilo de proteína producido, así como el origen de las emisiones (fermentación entérica, estiércol).

Existe la posibilidad de recurrir a los estándares raciales más habituales en caso de no conocer todos los datos de los animales que se requieran. Además, los resultados son comparados con datos de referencia u objetivos.

También existe una calculadora de sumideros de CO2 necesarios para contrarrestar la huella de carbono de una determinada granja (en especie arbórea y número de hectáreas).

 

Ejemplo de la información emitida por el programa en el informe de ‘Huella de Carbono’ referido a equivalentes de CO2 en emisiones directas (no sujeto a análisis de ciclo de vida)

 

Importancia relativa de los diferentes tipos de animales, contabilizados individualmente, en la huella de carbono expresada en equivalentes de CO2 directos (sin análisis del ciclo de vida)

 

Importancia relativa de los diferentes tipos de animales, contabilizados por grupos, en la huella de carbono expresada en equivalentes de CO2 directos (sin análisis del ciclo de vida)

Calificación de Granja Sostenible

Como hemos comentado, para demostrar la sostenibilidad de la granja es necesario crear un marco de referencia que nos posibilite medir los resultados de la granja en cuanto a su sostenibilidad. El modelo de Granja Circular de Nanta dispone una herramienta de cálculo para la calificación de las granjas en cuanto a la misma.

A partir unos indicadores ―personalizados a la especie valorada― y en cada uno de los 4 pilares del modelo (sostenibilidad económica, social, ambiental y bienestar animal) el programa realiza un informe que subraya y detecta aquellos aspectos dignos de ser mejorados y otorga a la granja una ‘calificación sostenible’. 

Atendiendo a ella las granjas pueden ser categorizadas como de:

  • Granja A: cumple los requisitos del modelo de sostenibilidad de Nanta en los aspectos de sostenibilidad económica, medioambiental y social y en el apartado de bienestar animal.
  • Granja B: cumple al menos, los criterios del modelo de sostenibilidad, en el aspecto de sostenibilidad económica, pero no llega a cumplir los 4 apartados.
  • Granja C: no cumple con los criterios de sostenibilidad económica, pudiendo cumplir alguno o algunos de los demás apartados.

 

Ejemplo del Informe de Bienestar Animal de dicha aplicación con el detalle de aquellos inputs que son susceptibles de mejora

 

Grado de cumplimiento de una granja calificada como ‘A’ respecto a los requerimientos establecidos en cada pilar de la sostenibilidad, por Granja Circular

Aparece también la gráfica del ‘grado de confianza’, definiéndose como el porcentaje de inputs de cuya información se dispone. Este grado de confianza se expresa en un porcentaje relacionado con cada uno de los parámetros y su ponderación. 

 

Grado de confianza en el informe de Calificación de Granja Sostenible de una empresa ganadera (porcentaje de la información disponible frente a la requerida)

Decálogo de Granja Circular y auditoría

Es el conjunto de Buenas Prácticas Disponibles, clasificadas en 10 aspectos diferentes. Estas son susceptibles de ser implementadas en una granja, en mayor o menor medida, para mejorar su sostenibilidad en sus vertientes económica, medioambiental y social y, por supuesto, en el bienestar animal. Incluye los siguientes ámbitos de actuación: 

  • Gestión de la Nutrición
  • Gestión Sanitaria
  • Gestión del Bienestar
  • Gestión Zootécnica
  • Gestión Medioambiental
  • Gestión de la Bioseguridad
  • Gestión de Residuos
  • Gestión de la Economía Circular
  • Gestión de la Mano de Obra
  • Gestión de la Planificación y Control

Bajo los siguientes compromisos definidos:

  1. Utilizar la nutrición animal para cuidar el planeta desarrollando dietas enfocadas a evitar la sobreexplotación de los recursos
  2. Alinear la sanidad animal con la aproximación holística OneHealth 
  3. Hacer del bienestar animal la guía para conseguir una ganadería sostenible 
  4. Incorporar los avances zootécnicos para mejorar la eficiencia productiva
  5. Luchar contra el cambio climático cuidando el medioambiente  y reduciendo las emisiones de los animales
  6. Contribuir a hacer de la bioseguridad la norma fundamental de la producción ganadera
  7. Reducir al mínimo los residuos generados por nuestra actividad y por el uso de nuestros productos
  8. Liderar el avance hacía una economía circular convirtiendo residuos en recursos
  9. Concienciar acerca de la importancia de tener una mano de obra bien formada y debidamente remunerada
  10. Adoptar y promover buenas prácticas de planificación y control de los negocios

La diferente ponderación de cada punto del decálogo, en cuanto a la sostenibilidad económica, social, ambiental y en bienestar animal, da como resultado el perfil de Granja Circular A, B o C. 

Además, el informe final aporta unas recomendaciones respecto a los puntos con posibilidad de mejora ya sea por ser implementadas o mejoradas. 

Este informe final es un conjunto de 5 informes concretos:

  1. Informe general. Perfil de sostenibilidad
  2. Informe de sostenibilidad económica
  3. Informe de sostenibilidad ambiental
  4. Informe de sostenibilidad social
  5. Informes pormenorizados de cada uno de los bloques del decálogo

 

Perfil de sostenibilidad de la granja según la ponderación de las distintas Buenas Prácticas Disponibles (BPD) implementadas en la granja

 

Grado de puntuación decálogo de Buenas Prácticas Disponibles (BPD)

Aplicación de Buenas Prácticas Disponibles (BPD)

Tras el análisis de los informes, se definirán las BPD que se van a implementar, para lo que contamos con un Manual de las Buenas Prácticas Disponibles por cada una de las especies

En dicho documento se detallan: los aspectos de mejora de cada una de ellas, su perfil sostenible y el peso que tiene dicha BPD en cada uno de los 3 tipos de sostenibilidad, así como su ponderación global para orientarnos en la clase y grado de mejora que implica la BPD en cuestión.  

 

Ejemplo del perfil de BPD en el apartado de la Gestión Nutricional en una especie 

Certificación de Granja Circular

Aquellas granjas merecedoras de una calificación A obtendrán el Certificado de Conformidad de AENOR. Esta calificación permitirá el uso durante 3 años de la certificación de Granja Circular verificado por dicha certificadora. 

Para ello, de cara a la certificación de cumplimiento del Decálogo de Sostenibilidad, el primer año la granja deberá cumplir: 

  • Un ‘grado de confianza’ global de al menos un 80 %, siendo como mínimo de un 70 % en cada uno de los bloques, salvo en el bloque de Bioseguridad y en el de Economía Circular en donde se permitirá un grado de confianza del 60 %. 
  • Un valor en las puntuaciones del ‘decálogo de sostenibilidad’ mínimo de un 55 % en la puntuación global y de un 50 % en cada uno de los ámbitos, salvo en los bloques de Bioseguridad y Economía Circular, en donde se permitirá un mínimo del 40 %.

En las auditorias de seguimiento, el valor global en las puntuaciones del ‘decálogo de sostenibilidad’ deberá mejorar en un 3 % anual por cada una de las granjas referido a la nota global anual del año anterior. Cuando el valor se encuentre en un 65 %, se admitirá el mismo nivel alcanzado. 

Beneficios de la comunidad de Granja Circular

Son muchos los beneficios de formar parte de la comunidad de Granja Circular, pero queremos destacar cinco de ellos que van a ser claves para el desarrollo de los negocios ganaderos:

  1. Anticipación a marcos regulativos más estrictos
  2. Dar respuesta a los requerimientos de los nuevos consumidores
  3. Mejorar la rentabilidad: reducción de reducción de residuos y mayor eficiencia en el uso de materias primas y fuente de energía
  4. Diferenciación de productos con la consecuente apertura de nuevos canales de venta
  5. Posibilidad de creación de alianzas de crecimiento y de futuro

La comunidad de Granja Circular pone a disposición de las explotaciones ganaderas de rumiantes la oportunidad de adelantarse al entorno regulatorio


29 junio 2022
Economía Circular y Bioeconomía
Producción Animal
Te puede interesar