7 min

España lidera la 'revolución digital' de la agroalimentación en Europa

Herramientas Digitales
Transformación Digital
El continente busca aumentar la competitividad de sus empresas a través de la digitalización, para lo que ha impulsado los Digital Innovation Hubs (DIH), que proveen de servicios tecnológicos
Mapa con los hubs de innovación reconocidos por la Comisión Europea.


El término inglés ‘hub’ no tiene una traducción literal al español, pero puede definirse cómo intercambiador, centro logístico o punto de conexión, concentrador o nodo; dependiendo del contexto en el que se utilice. 

 

Sin embargo, esta palabra está ya totalmente vinculada y aceptada en todo el mundo a la hora de hacer referencia a la tecnología, y más en concreto por su vinculación a grupos o colectivos que trabajan de manera conjunta para innovar en este ámbito.

Se trata, por tanto, de un ecosistema en el que empresas, emprendedores u otros colectivos con proyectos de índole tecnológica conviven para retroalimentarse unos de otros, y conseguir los retos y objetivos propuestos en el ámbito de la innovación. 

Además, normalmente, tienen un componente lucrativo, de negocio en su fin, lo que los diferencia de los conocidos como coworking, que al final son solo espacios de trabajo conjunto donde los miembros se benefician solo de servicios de manera común. 

En este contexto, fue la Comisión Europea quien lanzó en 2016 la iniciativa Digitising European Industry (DEI), a fin de reforzar la competitividad de la Unión Europea en tecnologías digitales. El fin último era el de aglutinar y asegurar a cualquier empresa dentro de los 27, independientemente del sector, tamaño o ubicación, la posibilidad de beneficiarse de todo el potencial que la innovación digital genera y subirse a esta nueva revolución que promueve la administración continental para aumentar su competitividad en un campo, como es el de las nuevas tecnologías, en el que quiere equiparse a los países asiáticos más punteros.

Así nacieron los Digital Innovation Hubs (DIH), pilar de la iniciativa DEI, y que en definitiva son organizaciones con un elevado conocimiento en tecnologías digitales que ayudan a las empresas, especialmente a las pymes, a mejorar su competitividad mediante el uso de dichas tecnologías

Pinchando en este mapa puedes acceder al buscador oficial de la Comisión Europea. 

Expansión geográfica de los ‘hubs’

En este momento, hay más de 600 Digital Innovation Hubs (DIH) reconocidos por la Comisión Europea en el territorio de los 27 países de la Unión

Hay 82 centros de innovación reconocidos por la Comisión Europea en territorio español

Y es aquí donde España se sitúa a la cabeza de este vanguardista pelotón tecnológico en cuanto a número con un total de 82, seguida de cerca por otro país del arco Mediterráneo como es Italia, con 69; y en tercer lugar Alemania, con 58.

Atendiendo a su localización nacional, es la comunidad de Cataluña la que mayor número de entidades reconocidas como DIH posee con 20 de las 82; seguida de Andalucía, con 16; y en tercer lugar la comunidad de Madrid, con 8

Este liderazgo catalán es una muestra de la fuerte cultura que posee esta región, donde Barcelona es paradigma de ecosistema en el que grandes empresas y startups crean sinergias entre sí en el ámbito de la innovación, y por ende, importantes saltos en el aspecto del negocio.

Beneficios de los ‘hubs’ de innovación

Los Centros de Innovación Digital de la Unión Europea actúan como ventanillas únicas sin ánimo de lucro, donde las compañías interesadas pueden acudir para iniciar su proceso de transformación digital. Es decir, empresas u organizaciones que, por su perfil y labor de investigación en el ámbito de las nuevas tecnologías, ayudan a otras para buscar su inmersión e implantación en este, un proceso irrefrenable, y obligatorio para la competitividad

A través de los DIH pueden digitalizar sus negocios tanto dentro de su territorio, como fuera de él, permitiéndole así también el inicio de su proceso de internacionalización

En definitiva, estos centros de innovación utilizan principios comerciales y un modelo de servicio estándar para ayudar a los clientes en un proceso de implantación que, de otro modo, sería mucho más complejo y difícil.

Características que debe tener un centro de innovación para ser un DIH

De acuerdo con el documento de trabajo de la Comisión: ‘European Digital Innovation Hubs in Digital Europe Programme’, que recoge el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, las principales características que tiene que tener un DIH para optar a ser reconocido como tal son las siguientes:

  • Naturaleza jurídica y objetivos: los EDIH pueden tener personalidad jurídica propia; o bien ser consorcios que ofrecen, siempre sin ánimo de lucro, servicios para potenciar la competitividad de las empresas. Cuando están constituidos como consorcios, deben definir su identidad y los compromisos que contrae cada uno de sus integrantes, además de su estructura y jerarquía.
  • Naturaleza territorial y sectorial: tienen que pertenecer a un espacio geográfico determinado, y estar organizados en torno a un mercado o segmento de mercado objetivo coherente con las Estrategias de Especialización Inteligente (RIS3) de las regiones en las que se asientan. Por tanto, pueden estar especializadas en determinadas tecnologías, sectores, y/o tipos de servicios.
  • Composición: los EDIH deberán contar entre sus miembros integrantes con una representación significativa de entidades proveedoras de conocimiento y/o tecnología, agrupaciones empresariales innovadoras, incubadoras y aceleradoras de startups, departamentos de Universidades, asociaciones empresariales, cámaras de comercio, etc.
  • Infraestructuras y personal: los EDIH deberán contar con una sede física, además de las instalaciones y el equipamiento necesario para prestar los servicios.
  • Servicios: debe proporcionarse una oferta de servicios sin ánimo de lucro que incluya actuaciones en cuatro campos:
    1. Ensayo y experimentación
    2. Formación
    3. Apoyo en la búsqueda de fuentes de financiación
    4. Ecosistemas de innovación y redes: innovación colaborativa, apoyo a incubadoras/aceleradoras, innovación abierta, consorcios de productos.
  • Vínculos con otras iniciativas de la Comisión, ya sean nacionales y/o europeas. El objetivo es que un EDIH desarrolle un trabajo en red con los otros.
  • Viabilidad económica y financiera

Los EDIH deberán contar con una planificación de las actuaciones a realizar durante los próximos años, acompañada de una estrategia de financiación que contenga una estimación de los fondos necesarios para costear las actuaciones previstas.

El Ecosistema de Innovación de Cajamar

Cajamar es una entidad que tiene su origen en el apoyo al sector agroalimentario y al mundo cooperativo en un momento crítico de su historia, cuando tenía la necesidad que tenía por aquel entonces un incipiente sector agroalimentario de contar con un apoyo financiero sólido para seguir creciendo. 

Poco a poco la entidad se convirtió en una referencia en innovación, transferencia de conocimiento y la implementación de los avances cosechados a través de la creación del primero de sus centros experimentales.

Así, en 1975 nacía la Estación Experimental Cajamar, en el epicentro de la horticultura nacional, El Ejido (Almería), y desde donde lleva 45 años trabajando en la generación y la transferencia de tecnologías sostenibles. 

Este centro está calificado como hub por sus características impuestas por la Comisión Europea, y en su seno se desarrollan de manera permanente diversos ensayos en colaboración con centros tecnológicos, universidades y empresas de referencia tanto a nivel nacional como internacional.

Posteriormente, en 1994 se creó el Centro de Experiencias de Cajamar, ubicado en Paiporta (Valencia), un segundo centro de innovación destinado a fomentar la generación de valor de toda la cadena de valor a través de la investigación en tecnologías y la cooperación y colaboración con todos los agentes del sector


05 agosto 2022
Herramientas Digitales
Transformación Digital
Te puede interesar