4 min

La guía definitiva para España de la 'PAC de los resultados concretos'

Desarrollo Rural
Economía y Empresa
La Política Agraria Común, que entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2023, ya tiene totalmente definida su aplicación en España a través de un Plan Estratégico que ya se puede consultar en su totalidad
Agricultor en tractor


La PAC “de los resultados concretos”, la más “verde” de la historia, y que pretende ser el eje en el que se estructure una agroalimentación sostenible. La Política Agraria Común para el periodo 2023-2027, que entrará en vigor el próximo 1 de enero, ya está totalmente definida después de un arduo proceso de negociación tanto a nivel de los 27, como en España.

Y es que, entre las novedades que presenta la nueva legislación con respecto a las anteriores está el Plan Estratégico, una herramienta clave para facilitar la respuesta de la agricultura a las demandas medioambientales y sociales de la sociedad; y que fue sometida a información pública para introducir las pertinentes modificaciones al documento inicial con la aportación de las organizaciones representativas del sector y las administraciones regionales. Todo ello para configurar un instrumento encargado de impulsar cambios profundos, pero graduales, para lograr una agricultura más justa, rentable y social. 

En definitiva, en Plan Estratégico de la PAC, único por país y aprobado en España el pasado 31 de agosto de 2022, es la estructura definitiva en la que se plasma y legisla la nueva política en todo el territorio nacional. Busca responder a las necesidades específicas de cada región en el continente y a sus condiciones locales.

La legislación que entra en vigor con el inicio del año pasa de ser una política basada en la descripción de los requisitos que deben cumplir los beneficiarios finales de las ayudas a ser una política orientada a la consecución de resultados concretos, vinculados a tres objetivos generales:

  1. Fomentar un sector agrícola inteligente, competitivo, resiliente y diversificado que garantice la seguridad alimentaria a largo plazo.
  2. Apoyar y reforzar la protección del medio ambiente, incluida la biodiversidad, y la acción por el clima y contribuir a alcanzar los objetivos medioambientales y climáticos de la Unión, entre ellos los compromisos contraídos en virtud del Acuerdo de París.
  3. Fortalecer el tejido socioeconómico de las zonas rurales.

Cabe recordar que para el próximo lustro, agricultores y ganaderos españoles dispondrán de 4.800 millones de euros anuales en ayudas directas. Este montante se desglosa, anualmente, de la siguiente manera:

  • El 61 % irá destinado al complemento de la renta por medio de la ayuda básica y el pago redistributivo. 
  • Un 23 % al pago por compromisos ambientales o ecorregímenes (otra de las grandes novedades).
  • Un 14 % a ayudas asociadas para ciertas producciones y actividades ganaderas.
  • Un 2 % para el pago complementario a jóvenes.

Precisamente el nuevo pago redistributivo también es novedoso, y se traduce en una ayuda a la renta adicional para las primeras hectáreas de cada explotación destinada a favorecer la redistribución de ayudas hacia las pequeñas y medianas explotaciones, en su mayoría de carácter familiar y profesional.

 

Arquitectura PAC

 

Por otro lado, el plan reserva aproximadamente 230 millones de euros anuales para ayudas específicas a jóvenes, mostrando así su clara filosofía por impulsar el relevo generacional, a través del pago complementario de las ayudas directas y de los fondos de desarrollo rural destinados a impulsar la primera instalación. Además, también recibirán subvención complementaria las mujeres que se instalen al frente de una explotación agraria, percibiendo un 15 % adicional en el complemento de la ayuda a la renta que reciben los jóvenes.

En paralelo a las ayudas directas, el plan incluye un presupuesto anual de 582 millones de euros para programas sectoriales (frutas y hortalizas, vino, apicultura) y de 1.762 millones de euros de gasto público total para las medidas de desarrollo rural. Entre estas últimas, las principales partidas van destinadas a inversiones (740 millones de euros, de los que un 44 % serán para inversiones con fines ambientales); 370 millones de euros para los agricultores que asuman compromisos ambientales de carácter plurianual; 160 millones de euros para los programas LEADER; 140 millones de euros para las explotaciones que desarrollan su actividad en zonas con limitaciones naturales; 135 millones de euros anuales para el establecimiento de jóvenes agricultores; y 70 millones de euros anuales para medidas de innovación, asesoramiento y formación.

En los últimos días, se ha publicado el documento aprobado del Plan Estratégico de la PAC de España 2023-2027, que describe toda la intervención que tendrá esta política en el territorio nacional. Una información de interés para todo el sector agroalimentario y que desglosa todos y cada uno de los aspectos que son necesarios conocer.

Aquí puedes acceder al Plan Estratégico de la PAC de España 2023-2027

Imagen del artículo: Spencer Pugh.


22 noviembre 2022
Desarrollo Rural
Economía y Empresa
Te puede interesar