8 min

Pitaya, pitahaya o fruta del dragón: un cultivo en auge

Nuevos Cultivos
Producción Vegetal
La creciente demanda de los consumidores y la rentabilidad que ofrece determinan que cada vez más agricultores se decanten por este cultivo
cultivo hidropónico de pitaya


En los últimos años el sector de las frutas tropicales se ha convertido en una gran alternativa a los cultivos tradicionales. Debido a la buena acogida de los productos exóticos por parte de los consumidores y su gran rentabilidad, cada vez son más los productores y comerciantes que apuestan por la pitaya o fruta del dragón.

En la sección de Formación de Plataforma Tierra puedes acceder al webinar ‘Resultados del cultivo de pitaya en invernadero, uso de luz artificial y sistema NGS’

¿Qué es la pitaya, pitahaya o fruta del dragón? 

El término pitahaya (en lengua antillana, ‘fruta escamosa’) hace referencia al fruto de diversas especies de cactus americanos, aunque hoy día es el nombre más genérico de la conocida como fruta del dragón (dragon fruit). Concretamente, es el fruto de especies del género Hylocereus, de la familia de Cactaceae o cactus, como se conocen popularmente. 

La fruta de la pitahaya se suele conocer comúnmente como pitaya, aunque este término puede dar lugar a confusión con otro fruto tropical parecido con el mismo nombre

Origen 

La pitaya es una fruta subtropical cuyo origen se sitúa en Centroamérica, desde el norte de México a Colombia. 

Fue descubierta por los conquistadores españoles en México, Colombia, Centroamérica y las Antillas. Sin embargo, hoy en día su cultivo se ha extendido a más países de la zona e incluso a países como Vietnam, Tailandia, China o Taiwan.

Si hablamos de pitaya roja, Vietnam es el principal productor mundial, seguido de Nicaragua a nivel americano. En pitaya amarilla los más destacados son Colombia, Guatemala y Ecuador.

Es un cactus del tipo trepador con tallos de perfil triangular en su superficie exterior y pocas espinas, además de escasas ramificaciones iniciales y poco grosor. 

Su agradable apariencia y bellas flores con vivos colores hacen que sea una planta también muy apreciada para fines decorativos.

La pitaya tiene una forma ovoide cubierta de unas extrañas escamas (de ahí lo de fruta del dragón) y un llamativo colorido. Esta fruta atrae por su exotismo y convence por su refrescante sabor, sin olvidar los múltiples beneficios para la salud que posee. 

Variedades de pitaya

Existen multitud de variedades y subvariedades de la pitaya, pero fundamentalmente, existen dos grandes tipos comestibles de esta fruta:

  1. Pitaya amarilla: tiene pulpa blanca y se cultiva en las zonas tropicales de Colombia y Ecuador. Puede encontrarse en el mercado entre los meses de enero y marzo. Es bastante menos productiva que la pitaya de piel roja y el fruto presenta espinas, que hay que eliminar, aunque es mucho más dulce.
  2.  Pitaya roja: se cultiva sobre todo en Vietnam, Tailandia, Malasia, Guatemala, Nicaragua, Ecuador, Israel y recientemente en España; principalmente en los meses de julio a octubre. Esta puede presentar pulpa:
    • Blanca (la más conocida como fruta del dragón)
    • Roja
    • Morada

¿Por qué está de moda la pitaya?

En los últimos años, la pitaya ha visto incrementada su demanda en los mercados mundiales por su peculiar aspecto y, sobre todo por sus extraordinarias propiedades nutricionales

Se ha convertido en la fruta de moda entre los foodies y las celebrities, cosechando más de 600.000 publicaciones en Instagram, donde tiene hasta un hashtag propio

En España la demanda supera hoy en día la oferta existente, lo que conduce a la necesidad de importar esta fruta, principalmente de Centroamérica

En los últimos años, el interés por el cultivo de la pitaya ha aumentado considerablemente, llevando a muchos productores, sobre todo canarios y andaluces, a apostar por ella. 

Las condiciones de suelo y clima de estas zonas suponen un escenario ideal para llevar a cabo su cultivo, mientras que la gestión tras la cosecha de la fruta supone una ventaja competitiva con respecto a la importación desde países de Centroamérica.

La pitaya es un tesoro desde el punto de vista nutricional

Se puede consumir la pulpa de la pitaya al natural, en zumos o ensaladas, así como procesada en refrescos, mermeladas, jaleas o dulces. 

La pulpa también puede ser utilizada para realizar otras preparaciones variadas como yogures, tartas, pasteles, helados, etc.

En Europa, aunque la fruta del dragón es relativamente nueva, el mercado sigue siendo muy prometedor, y cada vez atrae a más y más consumidores. Estos son los principales factores que impulsan el crecimiento del mercado de la fruta del dragón.

Propiedades de la pitaya

Compuesta principalmente de agua, la pitahaya contiene importantes minerales como hierro, calcio y fósforo, así como infinidad de vitaminas (vitaminas B1, B2, B3 y C), perfectas para mantener nuestro organismo sano. Es rica en antioxidantes, proteína vegetal y fibra. 

La pitaya tiene acción antitumoral, antiinflamatoria y antioxidante. De hecho, está especialmente indicada para las personas que sufren de elevado colesterol, que quieren perder peso y para aquellas que están preocupadas por fortalecer su sistema inmunológico

Entre sus múltiples beneficios destacan:

  • La pitaya es una fruta diurética que impide la retención de líquidos y te mantiene hidratado.
  • Al ser una fuente de vitamina C es considerada una fruta con propiedades antioxidantes, lo que significa que retrasará los signos de envejecimiento en tu piel. Igualmente, combate el riesgo de padecer enfermedades crónicas, degenerativas y cardiovasculares.
  • Ideal para perder peso porque tiene un poder saciante y su contenido calórico es mínimo (50 calorías aproximadamente).
  • Su alto contenido en fibra y las semillas que están presentes en el 60 % de la pulpa de esta fruta exótica mejoran el proceso intestinal y evitan el estreñimiento.
  • La captina, que es el componente dominante en las semillas de la fruta del dragón o pitaya, reduce el riesgo de sufrir arritmias, además de mejorar el funcionamiento del corazón.
  • Reduce el nivel de azúcar en sangre. Absorbe los derivados de la glucosa y evita que lleguen a la sangre.
  • Posee efectos antiinflamatorios
  • Sus semillas aportan ácidos grasos esenciales, principalmente omega 3.
  • Estimula la producción de glóbulos blancos, rojos y plaquetas.
  • Ayuda a prevenir los cálculos renales.

La pitaya en España

La crisis de la citricultura en la Comunitat Valenciana ha obligado a los agricultores a buscar alternativas al cultivo de la naranja, encontrando en la pitaya una buena alternativa por su alta rentabilidad. 

Por el momento, existe una empresa dedicada a este cultivo: Dracofruit, propiedad de los hermanos Mireia y Salvador Morera.

En Canarias, llevan casi 20 años cultivando la pitaya, siendo los primeros de Europa en producir la fruta del dragón. 

La empresa Pitaber Canarias ha crecido exponencialmente pasando de 2.000 kilos anuales a 150.000 y su objetivo es llegar a 270.000 kilos anuales.

La pitaya en Andalucía

La pitaya o fruta del dragón se está adaptando con excelentes resultados en Andalucía, donde se cultivan alrededor de una veintena de hectáreas. 

De momento se cultiva en las provincias de Huelva, Córdoba, Málaga, Sevilla y Almería.

Como es una planta que necesita muchas horas de luz y apenas requiere agua, es ideal para las condiciones de clima y suelo de Andalucía.

Aunque los costes de plantación y de inicio son altos, los de mantenimiento son mínimos, lo que la hace bastante rentable

Su expansión en el sur de España es patente, y crecen actualmente los proyectos de emprendimiento orientados a la producción de este cultivo.

Se trata de productores y empresas que cultivan y/o comercializan la pitaya. Por ejemplo:

  • En Huelva, donde cada vez va ganando más importancia esta fruta, ha aparecido la primera cooperativa hispano-lusa, la Cooperativa Pitayas de Andalucía, con 26 socios de Huelva, Sevilla, Cádiz, Extremadura y Portugal.
  • En Sevilla, Pitayas del Guadalquivir ha sido pionera en la zona.
  • En Málaga, la cooperativa Pitaya España ofrece diferentes servicios relacionados con esta fruta y todo lo que necesitas saber para su cultivo.  Además, otras empresas como Tropical Millenium, han decidido incorporar esta fruta en su plan de negocio.
  • Por su parte, Anecoop, trabaja en la adaptación agronómica y comercial de la pitaya en Almería con las condiciones de cultivo de la zona, probando diferentes variedades.

Hace tiempo hablamos en Plataforma Tierra del proyecto de la empresa New Growing System, con sede en Almería, basado en un nuevo modelo de producción de producción de pitaya en hidropónico, llevando a cabo una experiencia piloto bajo invernadero en la Estación Experimental Cajamar para estudiar su viabilidad.

En 2020 se comenzó a estudiar los resultados del cultivo de pitaya con NGS, dónde se preveé una campaña para 2022 con muy buenas expectativas.

Si quieres saber más sobre el estudio y estos resultados, no te pierdas el 14 de julio el lanzamiento de nuestro webinar sobre los resultados del cultivo de la pitaya en invernadero, luz artificial y sistema NGS. Después, este contenido seguirá disponible en la web de Plataforma Tierra.

El futuro de la pitaya es prometedor

Con toda esta información podemos decir que la pitaya ha venido para quedarse

Hasta aquí estamos de acuerdo en los múltiples beneficios que la pitaya aporta a nuestra salud, sin olvidar la alta rentabilidad que ofrece su cultivo. 

Sin embargo, es importante destacar que, teniendo en cuenta la gran preocupación actual por la optimización del agua y el desafío que esto supone para los cultivos, quizá una de las mayores ventajas del cultivo sea el ahorro de agua que supone.

Ya se ha demostrado que la pitaya es viable en nuestros invernaderos, y se ha comprobado que pueden superar las 50 toneladas por campaña

Aunque aún hay mucho aún por hacer, como seleccionar las mejores variedades, aumentar la productividad y buscar las mejores opciones para facilitar la polinización. 


11 julio 2022
Nuevos Cultivos
Producción Vegetal
Te puede interesar