7 min

Las prácticas silvopastorales contribuyen a la provisión de múltiples servicios ecosistémicos en la media montaña mediterránea

Cambio Climático
Economía Circular y Bioeconomía
El silvopastoralismo representa una oportunidad para hacer frente a importantes desafíos sociales relacionados con la pérdida de biodiversidad, la adaptación y la mitigación frente al cambio climático, la protección frente a eventos extremos y el desarrollo de las zonas rurales
Sistema silvopastoril mediterráneo


El silvopastoralismo representa una oportunidad para hacer frente a importantes desafíos sociales relacionados con la pérdida de biodiversidad, la adaptación y la mitigación frente al cambio climático, la protección frente a eventos extremos y el desarrollo de las zonas rurales. Sin embargo, ¿qué beneficios proporcionan a la sociedad las prácticas de gestión silvopastoral? 

Introducción

Uno de los desafíos más importantes para la sociedad radica en cómo gestionar los recursos naturales para compatibilizar la producción de alimentos y materias primas con el mantenimiento de la biodiversidad y la provisión de servicios ecosistémicos.

Los servicios ecosistémicos se definen como la contribución de los ecosistemas al bienestar humano. Se clasifican en servicios de provisión (productos para consumo o utilización que nos proporcionan los ecosistemas), servicios de regulación y mantenimiento (procesos ecológicos que hacen posible la vida) y servicios culturales (valores y beneficios no materiales). 

El silvopastoralismo es una práctica tradicional que combina la gestión forestal y la ganadería extensiva. 

En Europa, esta práctica ocupa 15,1 millones de ha, siendo España el país europeo con mayor extensión, 3,5 millones de hectáreas

Las zonas forestales son una parte esencial del ciclo de muchas explotaciones de ganadería extensiva de ovino, caprino, bovino y equino, donde los animales obtienen sombra y una fuente de forraje estratégico durante los largos veranos del mediterráneo, permitiendo reducir los costes de alimentación en las explotaciones

Los sistemas silvopastorales gestionados correctamente, además de proporcionar productos locales de alta calidad contribuyen al mantenimiento del tejido poblacional en las zonas rurales y a la vertebración del territorio

Así mismo, juegan un papel esencial en el mantenimiento de la biodiversidad y del paisaje agroforestal, en la regulación del ciclo hidrológico, en el secuestro de carbono atmosférico y en la prevención de incendios forestales.

A pesar de los múltiples beneficios que generan, las prácticas silvopastorales son cada vez menos frecuentes en las áreas mediterráneas

Los cambios socioeconómicos desde mediados del siglo XX han conducido al abandono de las zonas rurales más montañosas y a la concentración de la actividad agraria en las zonas con mayor productividad. 

La simplificación del paisaje por expansión del bosque en campos abandonados reduce la provisión de servicios ecosistémicos y aumenta la vulnerabilidad frente a plagas, sequias o incendios de estos bosques.

Conocer las relaciones entre las prácticas de gestión silvopastoral y los servicios de los ecosistemas es imprescindible para promover estrategias de gestión sostenible que compatibilicen producción y conservación

Sin embargo, analizar el efecto de diferentes prácticas sobre diversos servicios de los ecosistemas es una tarea de gran complejidad debido a las limitaciones contextuales y temporales de los estudios empíricos

En un reciente estudio hemos evaluado cómo diferentes prácticas de gestión forestal y ganadera contribuyen a la provisión de servicios ecosistémicos en sistemas silvopastorales de la media montaña mediterránea

Para ello, se seleccionó un amplio grupo de expertos, investigadores, técnicos de la administración pública, y de empresas del sector privado, así como de organizaciones no gubernamentales. Siguiendo el método Delphi, los expertos evaluaron en sucesivas rondas la contribución de 18 prácticas de gestión silvopastoral a la provisión de 8 servicios ecosistémicos relevantes en el Mediterráneo (Figura 1).

Figura 1. Prácticas de gestión silvopastoral y servicios ecosistémicos evaluados.

¿Cómo contribuyen las prácticas de gestión a los servicios ecosistémicos? 

Los resultados obtenidos muestran que las prácticas silvopastorales analizadas contribuyen en mayor medida a la producción ganadera, a la prevención de incendios y a la creación de hábitats para la biodiversidad

Algunas prácticas, por su potencial de contribuir simultáneamente a la provisión de varios servicios ecosistémicos, tienen un carácter multifuncional. Por ejemplo, los tratamientos silvícolas presentan la mayor contribución a todos los servicios analizados, excepto para el control de la erosión (Figura 2). 

Estos tratamientos selvícolas, como las claras y clareos para reducir la densidad del arbolado, permiten incrementar la producción forrajera para la ganadería y la caza, obtener árboles de mayor diámetro y mejor formados en la producción maderable, incrementar el secuestro de carbono y mantener la vegetación natural abierta y accesible, contribuyendo a la prevención de incendios, al mantenimiento de la biodiversidad y a los servicios culturales de recreo

Por el contrario, otras prácticas resultan especialmente efectivas para promover uno o pocos servicios ecosistémicos, como es el caso de las quemas prescritas para la prevención de incendios o rotar las zonas de querencia o descanso de los animales para al control de la erosión.

Las prácticas ganaderas resultan especialmente efectivas para la prevención de incendios y la creación de hábitats para la biodiversidad. Entre éstas, los sistemas de pastoreo rotacional, especialmente con varias especies ganaderas, muestran las mayores contribuciones a todos los servicios ecosistémicos analizados, excepto para la prevención de incendios, que se obtienen valores mayores con el pastoreo dirigido con altas cargas instantáneas. 

Por el contrario, el pastoreo libre del ganado es la práctica ganadera que menos contribuye a la mayoría de los servicios analizados, presentando también la menor contribución al control de la erosión. Las prácticas transversales son las que más contribuyen a prevenir la erosión del suelo.

Figura 2. Contribución relativa (%) de los grupos de prácticas de gestión (prácticas ganaderas, tratamientos del sotobosque, tratamientos selvícolas y prácticas transversales) a los servicios ecosistémicos. 

Las relaciones entre los servicios ecosistémicos

Además de la contribución de las prácticas sobre los servicios ecosistémicos, la gestión sostenible de los sistemas silvopastorales mediterráneos debe tener en cuenta la interacción entre los servicios para tratar de optimizar las sinergias y reducir los posibles compromisos entre ellos

Las sinergias suceden cuando varios servicios se incrementan simultáneamente como resultado de las prácticas de gestión, mientras que los compromisos se presentan cuando la provisión de un servicio se incrementa al reducirse la provisión de otro

Las relaciones entre los servicios de los ecosistemas analizados son, mayoritariamente, sinérgicas, lo que pone de manifiesto que las prácticas analizadas mejoran simultáneamente la provisión de los servicios estudiados (Figura 3). Estas sinergias son especialmente importantes entre el secuestro de carbono, la producción maderable y el control de la erosión

Así mismo, también se encuentran efectos sinérgicos entre los servicios de provisión (producción ganadera y maderable) y los servicios culturales (senderismo y caza). Por el contrario, puede haber un cierto compromiso entre la prevención de incendios y el control de la erosión, debido, principalmente, a que las prácticas de gestión que contribuyen a la prevención de incendios pueden reducir el control de la erosión y viceversa. 

Figura 3. Sinergias y compromisos entre los servicios de los ecosistemas.

Conclusiones

El trabajo desarrollado muestra que las prácticas de gestión silvopastoral suponen una oportunidad para mejorar la multifuncionalidad de las zonas forestales de la media montaña mediterránea

Las prácticas analizadas son especialmente efectivas para la producción ganadera, la creación de hábitats para la biodiversidad y la prevención de incendios. Si bien, los tratamientos selvícolas y las prácticas trasversales juegan un papel multifuncional, contribuyendo simultáneamente a promover varios servicios, otras prácticas resultan especialmente efectivas para la promoción de uno o pocos servicios. Las prácticas ganaderas, especialmente aquellas basadas en un sistema de pastoreo rotacional y con varias especies animales, muestran gran potencial para la creación de hábitats para la biodiversidad y la prevención de incendios. 

La evaluación realizada muestra la existencia de múltiples sinergias en la provisión de los servicios ecosistémicos, mientras que podría surgir cierto compromiso entre la prevención de incendios y el control de la erosión

Conocer las relaciones entre las prácticas silvopastorales y los servicios ecosistémicos de provisión, regulación y mantenimiento y culturales, así como las sinergias entre dichos servicios y los posibles compromisos, puede ayudar a la toma de decisiones para una gestión más sostenible de los sistemas silvopastorales mediterráneos.

Agradecimientos

Este trabajo se ha desarrollado en el marco del Proyecto titulado “Silvopastoralismo como estrategia de adaptación para un desarrollo rural integrado en el Mediterráneo”, financiado por el INIA (RTA2017-00036-C01/02). 

Queremos agradecer especialmente la colaboración de los expertos en el desarrollo de este trabajo.


25 noviembre 2022
Cambio Climático
Economía Circular y Bioeconomía
Te puede interesar
Bolsa de valores Madrid. IBEX 35

Economía del pesimismo

Tendremos que gestionar varios frentes económicos adversos con cambios estructurales para nuestra economía y para nuestro modelo de gobernanza