2 min

Una hoja de ruta para la citricultura española

Cadena de Valor
Economía Agroalimentaria
El sector citrícola ante su futuro: cómo ganar competitividad, mejorar su sostenibilidad ante el cambio climático y adaptarse a la globalización
Campo de naranjos al sol en plena producción


La citricultura española se encuentra en una encrucijada. Aunque el valor de la producción en origen asciende a 2.500 millones de euros, lo que representa el 5 % del total nacional, y unas exportaciones de 3.200 millones de euros, que suponen el 6 % del sector agroalimentario nacional, la evolución de los últimos años refleja un punto de inflexión, acentuado en la campaña 2018/2019, como consecuencia de un exceso de producción y un estancamiento de la demanda.

A lo largo del último siglo, el sector de cítricos ha desempeñado un papel fundamental en la modernización de la agricultura tradicional española, configurándose como referente en exportaciones y en innovación tecnológica y organizativa

Sin embargo, su situación actual evidencia una sensación de crisis, consecuencia de los grandes cambios que ha soportado en las últimas décadas: 

  • La globalización de los mercados, que ha acrecentado la competencia entre las zonas productoras del norte y el sur
  • La diversificación geográfica de la producción nacional hacia otras zonas, además de la Comunitat Valenciana
  • El interés en auge de los comercializadores tradicionales por controlar toda la cadena de valor
  • La continua mecanización de los trabajos y el uso de nuevas tecnologías
  • Las nuevas técnicas de cultivo integrado y ecológico
  • La reinvención de las cooperativas para mejorar su rentabilidad
  • Y la incesante amenaza de las enfermedades y plagas en los cultivos

Para contribuir a hacer frente a estos retos, Cajamar ha recogido la visión de 41 expertos que han trazado la hoja de ruta que debe seguir la citricultura española para salir de ese estado de letargo en el que se encuentra.


18 noviembre 2020
Cadena de Valor
Economía Agroalimentaria
Te puede interesar