11 min

El agroturismo como dinamizador de la economía rural en España

Sostenibilidad
Desarrollo Rural
España es líder en agroturismo, una de las nuevas tendencias viajeras que se desarrolla en los entornos rurales y que sirve como motor dinamizador de la economía, potenciando las comunidades rurales a escala económica, social y cultural
Visita guiada a invernadero de Clisol Agro en Almería


El turismo rural lleva existiendo mucho tiempo, sin embargo, es cierto que en los últimos años está cogiendo fuerza, destacando un tipo de turismo rural que empieza a ser cada vez más habitual: el agroturismo.

Se trata de una de las nuevas tendencias viajeras que se desarrolla en los entornos rurales, normalmente en pequeños pueblos o entornos naturales caracterizados por la paz, la calma y en contacto con la naturaleza.

¿Qué es el agroturismo?

El turismo rural es un tipo de actividad turística que se desarrolla en un entorno rural, asociado al campo, la montaña y/o las poblaciones rurales, bajo los principios de desarrollo sostenible.

Aunque agroturismo y turismo rural suelen emplearse como sinónimos, el agroturismo es una forma de turismo rural donde se realizan actividades relacionadas con la explotación agropecuaria: excursiones, visitas a granjas, recogida de fruta, visitas vitivinícolas…

Según la OMT (Organización Mundial de Turismo), “el agroturismo es aquel tipo de turismo centralizado en entornos no urbanos que utilizan y aprovechan las instalaciones y recursos del mundo rural, como por ejemplo las granjas, las masías, los faros, las explotaciones agrarias, etc.”.

 

¿Cómo se origina el agroturismo?

Son muchas las iniciativas que han sido tomadas por emprendedores para fomentar las visitas de turistas en pequeños municipios y dar un impulso a la economía. Aprovechando todos los recursos del entorno, estas localidades ubicadas en parajes idílicos y naturales desarrollan una estrategia empresarial basada en el agroturismo. 

La esencia radica en la experiencia de conocer un nuevo lugar a través de su actividad económica principal, en la mayoría de los casos, la agricultura o la ganadería

Cuando hablamos de los orígenes del turismo, el turismo rural y agroturismo fueron el comienzo de esta importante actividad mundial.  Ya en el siglo XIX, las antiguas posadas ofrecían a los viajeros un lugar donde comer y dormir. Los productos culinarios que se les ofrecían eran locales, producidos por la propia posada o comprados en las aldeas cercanas. En países como Francia o Reino Unido, el agroturismo ya se desarrolló en esa época y en España es relativamente más reciente en comparación con el resto de Europa. 

                  

Tipos de agroturismo

Dentro del turismo rural podemos distinguir diferentes tipos de turismo.

  • Agroturismo: modalidad de turismo rural más aceptada y generalizada, centrada en el carácter agrícola de lo rural y la conexión con la población local y sus actividades.
  • Ecoturismo o turismo ecológico: viajar por áreas naturales con el mínimo impacto ambiental, con el fin de disfrutar, apreciar y estudiar tanto sus atractivos naturales.
  • Turismo verde: vinculación directa del turista con el medio ambiente, teniendo en el paisaje su principal referencia y su objetivo es la integración del turista en el medio natural.
  • Existen muchos otros tipos de turismo, como son:
    • Turismo deportivo
    • Turismo de eventos
    • Turismo científico
    • Turismo cultural
    • Turismo de salud
    • Turismo de pueblo
    • Turismo de aventura
Sendero por un viñedo

Ventajas del agroturismo

  • Variedad de ofertas. Una de las principales ventajas del agroturismo es la multitud de ofertas que existen con diversos destinos, tipos de alojamientos, actividades y precios, las cuales se pueden ajustar a cada tipo de presupuesto, incluso para familias con un presupuesto reducido. 
  • Libera el estrés y nos ayuda a conectar. Los viajes a zonas rurales, donde desconectas del ritmo frenético de la ciudad y el ruido, provoca que nuestros niveles de estrés se reduzcan. El contacto con la naturaleza y la tranquilidad nos ayuda a recuperar el equilibrio físico y psicológico.
  • Ayuda a proteger los entornos naturales. Es en un turismo sostenible donde la mayor parte de las actividades que se practican buscan la inmersión e interacción de los turistas con el entorno rural, promoviendo el respeto al medio ambiente y la naturaleza. Gracias a este, se promueve la protección y conservación de la naturaleza y los pueblos y monumentos. Además, ayuda en muchos casos a la concienciación sobre la importancia de cuidar el medio ambiente y el entorno, sobre todo en los más pequeños.
  • Conocer nuevas culturas. Cada zona tiene su propia historia, costumbres, tradiciones y zonas de interés. Esta riqueza cultural de las pequeñas zonas rurales solo se puede conocer a fondo con el agroturismo, gracias a la relación cercana y familiar de sus habitantes y a la inmersión de los turistas en la forma de vida de estas zonas rurales durante sus viajes. 
  • Sirve de motor dinamizador de las comunidades rurales. Una de las principales ventajas, no solo para el turista, sino para la sociedad en su conjunto, es el uso del agroturismo como motor dinamizador de la economía para sacar a comunidades rurales del empobrecimiento económico y cultural y del olvido. 

Destacamos el apoyo directo al pequeño comercio y a la economía local, donde el viajero puede hacerse con artículos exclusivos elaborados por granjeros, agricultores, apicultores, etc. 

La oferta local de muchas explotaciones puede servir como complemento económico y valor añadido a sus productos, ayudando a muchos productores pequeños y medianos a recuperar su actividad primaria, pero innovando en los servicios.

Actividades del agroturismo

Dentro del agroturismo existen diferentes actividades que podemos realizar dependiendo de la oferta que haya en cada zona. Algunas de ellas son:

  • Actividades en granjas: realizan tareas como recoger los huevos de las gallinas, ordeñar las vacas, dar de comer a los animales, pastorear o esquilar ovejas.
  • Actividades agrícolas: regar las plantas, recoger hortalizas, participar en la labranza de la tierra, cultivar productos ecológicos.
  • Deportes de aventura: como rafting, escalada, montar a caballo, submarinismo, etc.
  • Actividades en la naturaleza: como senderismo, avistamiento de aves, recoger setas, bañarse en piscinas naturales o elaboración de productos típicos de la zona como mermeladas, queso, miel, etc.
  • Enoturismo: hacer visitas guiadas por bodegas y viñedos, catas, elaborar vino, etc.
  • Oleoturismo: degustar diferentes aceites y conocer su proceso de fabricación.

¿Quién hace agroturismo?

Los turistas que practican agroturismo son, por lo general, personas que viven en la ciudad y que quieren desconectar del bullicio y la rutina, en un ambiente relajado, en contacto con la naturaleza y respirando aire puro. Suelen ser personas concienciadas con el medio ambiente y que están dispuestas a pagar más si algo es sostenible.

Según las estadísticas ofrecidas por Clubrural, la mayoría de personas que organizan estos viajes son mujeres (71,3 %), frente a los hombres con un 28,7 %. Con respecto a la edad, el mayor volumen de personas que practican el agroturismo se encuentra entre los 45 y los 55 años.

 

¿Dónde se practica el agroturismo?

El agroturismo se practica en zonas rurales, muy en contacto con la naturaleza, donde encontramos fincas de pequeño y mediano tamaño, cuyos propietarios lo ofrecen como una forma de diversificar y aumentar sus ingresos. Ofrecen además servicios complementarios como son el alojamiento, la alimentación y venta de productos. 

Estas zonas tiene una serie de características comunes como baja densidad demográfica, paisajes naturales donde prevalece la agricultura y silvicultura y una estructura social y forma de vida tradicionales.

Entre los destinos más importantes a nivel mundial, que han recurrido al agroturismo como forma de contribuir a la dinamización, encontramos a Italia, EEUU, Reino Unido, India y España.

 

El agroturismo en España

Nuestro país cuenta con una amplia oferta en lo que a turismo rural y agroturismo se refiere. Es el país con más Reservas de la Biosfera a escala mundial y muchas de las actividades asociadas al agroturismo se desarrollan en Parques Nacionales.

Poseemos un impresionante y variado patrimonio rural. Cada lugar, desde Andalucía a Galicia, ofrece un agroturismo único, ligando a un entorno diferente con sus propias tradiciones agrícolas, culturales, etc. 

En España, por ejemplo, los invernaderos de Almería se han convertido en un destino para el agroturismo. También en Andalucía, la provincia de Málaga es una de las más activas en este sector. En el norte, el País Vasco, Navarra, Asturias y Galicia son las comunidades que más ofertan este tipo de actividades.

El Ministerio ha desarrollado una red de caminos naturales que pretende, por un lado, satisfacer la creciente demanda de los ciudadanos de espacios naturales y actividades saludables; y por otro, generar las condiciones necesarias para el desarrollo de iniciativas empresariales en el ámbito rural. 

En él encontramos caminos como la Vía de la Plata, el Camino de Santiago, el Camino Natural Vertiente sur del Pirineo o la Ruta del Cid, entre otros muchos. Se trata de antiguos caminos, sendas o vías de ferrocarril que han sido rehabilitados y suponen una perfecta opción para practicar senderismo y otras actividades en contacto con la naturaleza, además de una oportunidad para recorrer diferentes zonas rurales e ir de un pueblo a otro y conocer el entorno. 

 

Caminos naturales de España

 

Además, España cuenta con la Fundación Ecoagroturismo, que agrupa más de 100 iniciativas de turismo rural y agroturismo que garantizan la calidad y el cuidado del medio ambiente. Esta plataforma supone una guía donde encontrarás información sobre las mejores experiencias de turismo rural y agroturismo en España.

Ejemplos de agroturismo: casos de éxito

Son muchas las zonas y empresas dedicadas al agroturismo en España. Estos son solo algunos ejemplos de agroturismo que han tenido éxito en nuestro país son:

  1.  Clisol Agro: hace más de 20 años esta empresa decidió unir turismo y agricultura, realizando visitas guiadas a sus invernaderos donde ofrecen a los turistas una visión global del pasado y presente de la agricultura en Almería y donde pueden degustar sus productos
  2.  Aceites Molisur: la familia Tirado produce desde 2003 aceite de oliva en Alhaurín de la Torre y cuentan con una almazara visitable donde los turistas pueden recorrer y aprender todo el proceso de producción del aceite
  3. Grupo Borgeños: desde 1990, una familia de El Borge trabaja por mostrar sus tradiciones ligadas a las pasas con denominación de origen. Y desde hace cuatro años, Grupo Borgeños ofrece visitas a sus instalaciones que incluyen degustación de producto y conocer las diferentes técnicas que forman parte del proceso de elaboración de las pasas.
  4. Vida de Aldea: es una iniciativa promovida por Xosé Ramón Rodríguez, ingeniero agrícola y ganadero en Lugo, que pretende acercar el campo y la vida a rural mediante el aprovechamiento turístico de las explotaciones agrícolas y ganaderas ofreciendo diferentes actividades como visitas, plantación de árboles, arrendamiento de huertas, etc.
  5. Can de Gel: ubicada en Barcelona, desde hace más de cien años se dedican a la producción de leche y, desde hace unos pocos, han convertido esa producción en un recurso turístico, permitiendo a los turistas conocer el día a día de una granja lechera.

Estas empresas son un buen ejemplo de cómo el futuro tiene que pasar por un modelo de turismo sostenible e innovador.

Agroturismo

Evolución y perspectivas de futuro

Con el objetivo de promover el turismo rural y convertirlo en una fuerza positiva para la transformación, el desarrollo y la sostenibilidad, la OMT (Organización Mundial del Turismo) ha puesto en marcha la iniciativa Best Tourism Villages by UNWTO, que reúne a los pueblos que promueven la salvaguarda de paisajes, sistemas de conocimientos, diversidad biológica y cultural y sus valores y actividades locales (agricultura, silvicultura, ganadería, pesca, gastronomía, artesanía…)

En torno a unos 50 pueblos de todo el mundo forman parte ya de esta lista, dentro de la cual podemos encontrar dos de Esapaña: Lekunberri (Navarra) y Morella (Castellón).

El turismo rural estaba en auge, pero con la llegada de la pandemia, por motivos obvios, las cifras de turismo descendieron considerablemente a partir de 2019.

 

 

Sin embargo, a raíz de la propia pandemia, aumentó la búsqueda de actividades al aire libre y en contacto con la naturaleza. Esto ha provocado que el agroturismo se vea altamente potenciado, y que las perspectivas de futuro en este tipo de turismo sean muy optimistas.

La investigación de mercado de datos de Data Bridge analiza el mercado agroturístico valorado en 5,73 miles de millones de dólares, y cómo este crecerá hasta llegar a 8,21 miles de millones de dólares para 2029, a una tasa de crecimiento anual compuesta del 5,3 % durante el período de pronóstico. 

Evolución del agroturismo para 2029

 

Algunas de las causas de este crecimiento y sus optimistas previsiones son:

  • Aumento de reservas online y las facilidades.
  • Rápido crecimiento de las redes sociales.
  • Mejora e incremento de las diferentes ofertas.
  • Aumento de las ayudas por parte del Gobierno.

En definitiva, este cambio de paradigma ha ayudado a crear un modelo de turismo más respetuoso con el medio ambiente, que permite el resurgir económico y cultural de las zonas más rurales. 

Además, no existe un turismo más sostenible que el agroturismo. Libre de contaminación y conectando íntimamente con la cultura y negocios locales, es un vínculo entre los dos sectores, que hasta hace poco se veían como incompatibles.

Por tanto, el agroturismo es altamente beneficioso para todos y es una de las actividades sociales más sostenibles y con buenas perspectivas de futuro.

Sin embargo, sigue siendo un sector relativamente joven y susceptible a cambios, por lo que es precioso cuidar y promover todas las piezas que lo componen.


09 diciembre 2022
Sostenibilidad
Desarrollo Rural
Te puede interesar