9 min

Novedades en el cuaderno de campo: cómo convertir una obligación en una oportunidad

Manejo de Cultivos
Sanidad Vegetal
El agricultor puede convertir esta obligación en una oportunidad para disponer de herramienta de apoyo a la toma de decisiones
Agricultor consultando una tablet en el campo


Desde hace unos años todos los agricultores registran muchas de sus actividades diarias en los cuadernos de campo. En los próximos meses habrá que reflejar más tareas. El agricultor puede convertir esta obligación en una oportunidad para disponer de herramienta de apoyo a la toma de decisiones. 

Vamos a explicar qué es, las razones por las que se ha implantado y los cambios que vienen, así como las diferentes secciones del cuaderno, actuales y futuras. 

También mostraremos cómo utilizar el cuaderno en una herramienta de trabajo diario que puede ayudar a la toma de decisiones técnicas y económicas. 

En Plataforma Tierra te queremos acompañar en este proceso

¿Qué es el cuaderno de campo?

El cuaderno de campo, también llamado libro o cuaderno de explotación o cuaderno de fitosanitarios, es un documento en el que el agricultor debe que recoge distintas operaciones que se realizan en la explotación agrícola

Se describe por primera vez en el Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, por el que se establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios, aunque también se hace referencia al cuaderno en las normas de trazabilidad, por seguridad alimentaria, en el Real Decreto sobre zonas vulnerables a la contaminación por nitratos, o en las normas de gestión de lodos de depuradora destinados a fertilización.

¿Quién tiene la obligación? 

Desde el 1 de enero de 2013, todas las explotaciones agrarias europeas tienen la obligación de llevar un registro de los tratamientos fitosanitarios que realizan en la explotación. 

Esto supone, en la práctica, rellenar obligatoriamente el cuaderno de campo en los apartados de datos generales y de los trabajos realizados en las parcelas. 

El cuaderno se puede llevar en formato papel o en formato digital. En el proyecto de Real Decreto de sistemas de información de explotaciones agrícolas se habla del Cuaderno Digital de Explotación Agrícola

A partir del 1 de enero de 2023 será obligatorio para los agricultores mantenerlo de manera informática. En cualquier caso, la información correspondiente debe conservarse al menos 3 años desde el momento en el que se realizó cada anotación. 

¿Por qué hay que mantener el cuaderno de campo?

El cuaderno de campo debe mantenerse al día. Las anotaciones del cuaderno de campo son la base para demostrar el cumplimiento de todas las obligaciones de trazabilidad, por lo que debe actualizarse frecuentemente de cara a las inspecciones

El Real Decreto 1311/2012 establece un régimen sancionador en el que los incumplimientos en la cumplimentación del cuaderno se asocian a infracciones en materia de salud pública. 

Por otra parte, la percepción de las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) está condicionada al cumplimiento de las normas europeas. Como la obligación de anotar los tratamientos fitosanitarios viene de la Unión Europea, su incumplimiento supone la pérdida de las ayudas de la PAC en las condiciones determinadas en las convocatorias.

Mantener al día el cuadernos de campo es obligatorio para recibir las ayudas de la PAC.

 

Además, la obligación de comunicar parte de nuestra actividad a las CCAA utilizando sistemas informáticos es cada vez más frecuente

Primero fue el RD 9/2015, en materia de higiene de la producción primaria, que obligó a remitir determinada información sobre recintos y parcelas. 

El proyecto de Real Decreto sobre sistemas de información de explotaciones agrícolas ampliará los datos a remitir anualmente a las Administraciones. 

¿Para qué se implanta el cuaderno de campo?

El cuaderno de campo se establece con dos objetivos: garantizar la salud pública y hacer un uso correcto de los productos fitosanitarios

Por una parte, cuando anotamos los productos utilizados, la dosis y, sobre todo, el momento en el que han sido aplicados, estamos garantizando que su uso ha sido el adecuado de acuerdo con las condiciones en las que se autorizó la comercialización de cada producto. Los alimentos que se deriven del cultivo nunca contendrán residuos por encima de los niveles autorizados

Además, esos productos vegetales tendrían un origen y unas condiciones de manejo que son el primer punto de información en la trazabilidad obligatoria hasta la llegada al consumidor. 

El cuaderno de campo se establece con dos objetivos: garantizar la salud pública y hacer un uso correcto de los productos fitosanitarios. 

Además, al anotar los productos y cantidades utilizados, de acuerdo con las condiciones en que se autorizó su uso, sabemos que no van a afectar a la biodiversidad y, en general, al medioambiente

Información general propuesta en el modelo de cuaderno del MAPA.

Las secciones del cuaderno de campo

El cuaderno de explotación debe contener, como mínimo, una primera parte dedicada a los datos generales de la explotación y a la identificación de parcelas, y una segunda parte dedicada a los tratamientos fitosanitarios, que debe contemplar información de los productos aplicados y de las personas que los han aplicado. 

El Ministerio de Agricultura publicó en 2013 un modelo recomendado de cuaderno de explotación que contemplaba, además, una apartado de registro de cosecha y otro apartado de registro de fertilización, que ahora es voluntario.

Algunas CCAA también han incluido otras secciones, como la información que se requiere conservar sobre la utilización de lodos de depuradoras o el registro de materias primas que se vayan a destinar a su empleo como piensos. 

Identificación de parcelas en el modelo de cuaderno del MAPA.

Los cambios en el cuaderno de campo

En abril de 2022 se ha publicado la última revisión del borrador de Real Decreto de nutrición sostenible de suelos, que se publicará antes de final de año. En él se amplían las obligaciones de cumplimentación del cuaderno de campo. 

A partir de su publicación se incorpora una nueva sección del cuaderno que recogerá, con carácter obligatorio, información sobre tratamientos fertilizantes y regadío

En esa nueva sección será obligatorio anotar las características especificas de los suelos en cuanto a nitrógeno, fósforo, potasio y materia orgánica, así como otros micronutrientes. esta información se dará de alta una vez; sin embargo, será obligatorio anotar los tratamientos fertilizantes y de riego aplicados en cada parcela

Esto significa anotar el origen y características de los fertilizantes y su valor agronómico, así como las dosis y los momentos de aplicación. En el caso del agua de riego también habrá que recoger los volúmenes aplicados por hectárea y el contenido de nitrógeno y fósforo del agua. 

Todo estará asociado a la obligación de tener un Plan de Abonado por parceles. Dicho de otra manera: cada explotación deberá calcular sus dosis de abonado, y riego en su caso, para después recoger el momento y la dosis que aplica. 

Cada explotación deberá calcular sus dosis de abonado, y riego en su caso, para después recoger el momento y la dosis que aplica 

Las razones para esta normativa son fundamentalmente de tipo ambiental: mejorar la calidad de los suelos agrícolas y disminuir el impacto ambiental asociado a la aplicación de fertilizantes y otras fuentes de nutrientes y materia orgánica. 

Información de tratamientos fitosanitarios en el modelo de cuaderno del MAPA.

Otra documentación complementaria 

La cumplimentación del cuaderno de campo no sustituye a la obligación de conservar las facturas y documentos comerciales que justifican la realización de la operación según establezca cada normativa. (abonos, productos fitosanitarios, Hacienda, agricultura ecológica, etc.).

Además de la documentación de adquisiciones y ventas que justifiquen los distintos asientos del cuaderno, hay determinada documentación que hay que conservar, como por ejemplo:

  • La prueba documental de la entrega de los distintos envases vacíos que han contenido sustancias contaminantes.
  • Los distintos boletines de análisis que se realicen en la explotación, independientemente de quien los mande realizar. 
  • Certificados de inspección de los equipos de aplicación de producto fitosanitario.
  • Documentación relativa al asesoramiento recibido.
  • Los contratos de arrendamiento, de comercialización, asesoramiento, tratamiento, etc.

Registro de cosecha comercializada en el modelo de cuaderno del MAPA.

El cuaderno de campo como apoyo a la toma de decisiones eficientes y sostenibles

El agricultor puede llevar los datos de su cuaderno de campo en papel. Sin embargo, es recomendable utilizar modelos digitales que permiten acumular información que podrá ser utilizada en el futuro. Es un primer paso para la digitalización en las explotaciones agrícolas

La utilización de un cuaderno de campo digital es un primer paso para la transformación digital de las explotaciones

A medida que se vaya completando la información de los tratamientos fitosanitarios y de los fertilizantes y el riego aplicados por cultivo, parcela y campaña, así como de los productos comercializados, podremos analizar todo conjuntamente. 

De ahí podemos sacar información que relacione los insumos aplicados y las producciones por parcelas. Serán resultados técnicos.

Un paso más avanzado será incorporar datos de geolocalización del SIGPAC de cada una de nuestras parcelas. A partir de ahí podemos conectar nuestro cuaderno de campo con nuestros datos PAC. También podríamos ligar esta información a la trazabilidad, de manera que ofrecemos a nuestros clientes un valor diferenciado. 

Una vez localizada en el espacio cada una de las parcelas podemos incorporar información de predicción climática exacta en el punto en el que se ubica, con precisiones muy altas a una semana, y mas bajas a medida que nos alejamos en el tiempo. 

Esta información puede ser importante a la hora de tomar decisiones de riego. Pero, además, es esencial si tenemos conectada la información del cuaderno de campo con un plan de riego que se puede ajustar automáticamente a la previsión climática. 

Lo mismo ocurre con nuestros planes de fertilización. Si lo tenemos desarrollado con una aplicación específica, que nos indica frecuencias y dosis por parcela, la cumplimentación del cuaderno de campo será casi automática, cuando ejecutemos las tareas previstas. 

Una vez introducidas todas esas informaciones en una herramienta digital es mucho más fácil desarrollar un análisis de costes que nos ofrecerá datos por parcelas, cultivos, variedades y campañas

En definitiva, vamos generando informaciones que nos puede mejorar la rentabilidad en cada una de nuestras parcelas, cultivos y variedades. 

En Plataforma Tierra vamos a poner a tu disposición próximamente un cuaderno de campo que, unido al conjunto de herramientas que estamos desarrollando, te va a facilitar el cumplimiento de las obligaciones administrativas y, además, ayudarte a la toma de decisiones técnicas y económicas en toda tu explotación. 

Referencias


22 mayo 2022
Manejo de Cultivos
Sanidad Vegetal
Te puede interesar