5 min

La mejora varietal, factor crucial de sostenibilidad de la producción de fruta de hueso

España es uno de los principales productores mundiales de frutales de hueso, incluido el melocotonero, albaricoquero, ciruelo y cerezo. Por ello, es fundamental introducir nuevas variedades que combinen resistencia, adaptación, calidad, productividad...
Melocotonero con sus frutos creciendo en el campo. Huerta de melocotones


España es uno de los principales productores mundiales de frutales de hueso, incluido el melocotonero, albaricoquero, ciruelo y cerezo, y el mayor exportador mundial de fruta fresca de melocotón y albaricoque.

En la situación actual y en los escenarios futuros, la sostenibilidad y rentabilidad de la producción de fruta de hueso requiere el cultivo de variedades que satisfagan las necesidades de productores, comercializadores-exportadores y consumidores.

En este sentido, es fundamental generar e introducir en el sistema de producción nuevas variedades que combinen las siguientes características:

  • Adecuada adaptación a las condiciones climáticas, en particular en lo relativo a la satisfacción de las necesidades de frío en zonas cálidas, y el riesgo de heladas primaverales en zonas frías, tanto en los escenarios actuales como en las condiciones futuras de cambio climático.
  • Alta productividad, condicionada principalmente además de la adaptación climática, por dos factores: la resistencia a virus y enfermedades y la autocompatibilidad floral, que asegure la producción. En la actualidad y como principal amenaza en los próximos años, debemos resaltar el riesgo que supone para la producción de fruta de hueso en nuestro país el virus de la sharka (Plum Pox Virus), cepa Marcus, que además de afectar al ciruelo y albaricoquero, tiene una incidencia de consecuencias nefastas en melocotonero. Otros virus y viroides especialmente peligrosos y de expansión creciente son el Peach Latent mosaic y el Hop Stunt Viroid.
  • Alta calidad de la fruta, tanto desde el punto de vista del consumidor, al priorizar el sabor y ofertando fruta de aspecto atractivo, como en lo referente al buen comportamiento postcosecha, fundamental para la manipulación y exportación de la fruta fresca por parte de las empresas comercializadoras.
  • Extensión del calendario productivo. Los retos y demandas del sector plantean la necesidad de una innovación varietal orientada a ampliar el calendario productivo, especialmente en el sentido de la precocidad, dadas las condiciones climáticas de muchas áreas productivas españolas que hacen posible esta producción precoz, y las ventajas competitivas en los mercados internacionales en estas fechas. No obstante, la oferta varietal debe contemplar el máximo espectro del calendario, desde la extra-precocidad en la segunda quincena de abril hasta la maduración tardía en agosto y septiembre, a fin de posibilitar una oferta de fruta de calidad durante el mayor periodo de tiempo posible y además evitar una saturación de oferta en determinadas fechas.

Objetivos de los programas de mejora genética del CEBAS-CSIC. Variedades del futuro

En el CEBAS-CSIC de Murcia se desarrollan programas de mejora genética de las especies albaricoquero y ciruelo japonés, este último en coordinación con el IMIDA.

Los objetivos contemplados en la innovación varietal de estas especies siguen las directrices descritas en el apartado anterior. En el caso del albaricoquero, debemos considerar como un elemento crítico el importante desafío que plantea el cambio climático, cuyos efectos serán más evidentes precisamente en las zonas cálidas, muchas de las cuales son importantes zonas productoras de albaricoque.

En este sentido, la obtención de nuevas variedades con las menores necesidades de frío es un objetivo prioritario que debemos abordar para asegurar la adaptación a las futuras condiciones climáticas y hacer posible la viabilidad del cultivo del albaricoque en estas zonas. Además, las bajas necesidades de frío unido a ciclo corto de maduración, permitirá asimismo la generación de variedades de maduración extra precoz (segunda quincena de abril-primeros días de mayo), de gran interés para la fruticultura de zonas cálidas dadas las ventajas competitivas de estas fechas.

En el CEBAS-CSIC de Murcia se desarrollan programas de mejora genética de las especies albaricoquero y ciruelo japonés

Variedad mirlo anaranjado de albaricoque
La variedad mirlo anaranjado es otra de las obtenciones del CEBAS

La multi-resistencia a virus y viroides es otro de los principales objetivos del programa de mejora, tratando de aunar resistencia genética a sharka (cepas Diderón y Marcus), viruela y Hop Stunt Viroid, principales amenazas en albaricoquero. Por supuesto, la autocompatibilidad floral seguirá siendo un elemento indispensable en las nuevas variedades, a fin de asegurar la productividad.

Finalmente, otro objetivo crucial en la mejora del albaricoquero y que debe caracterizar a las nuevas variedades, es la elevada calidad del fruto en todas sus vertientes: excelente sabor, color atractivo de piel y pulpa y buena aptitud postcosecha que asegure una adecuada manipulación y comercialización.

El programa de mejora genética del CEBAS-CSIC ha incorporado en los últimos años la selección asistida con marcadores moleculares a fin de mejorar su eficiencia, utilizándose de forma rutinaria en caracteres tales como la compatibilidad floral y la resistencia a sharka.

Variedades de ciruela
Fruta de las nuevas variedades de ciruela del programa CEBAS-CSIC - IMIDA

En ciruelo japonés, el CEBAS-CSIC e IMIDA están desarrollando conjuntamente un programa de mejora en esta especie. Los principales objetivos perseguidos son:

  • Fecha de maduración temprana (mayo-junio), dada la escasa oferta varietal en esas fechas, especialmente en el mes de mayo, lo que conlleva una ventaja competitiva en el mercado.
  • Bajas necesidades de frío que permitan su adaptación a zonas cálidas, de especial importancia en el actual contexto de cambio climático.
  • Autocompatibilidad floral, carácter muy poco presente en el elenco varietal actual y muy demandado por el sector productivo.
  • Elevada calidad del fruto en cuanto a sabor, firmeza y buen comportamiento postcosecha.
  • Coloración atractiva, especialmente focalizado en la obtención de ciruelas de piel granate, violácea o negra y pulpa roja, tanto por su atractivo como también por el alto contenido en compuestos beneficiosos para la salud.

Por otra parte, el programa de mejora también aborda el objetivo de introducir resistencia a sharka mediante cruzamientos interespecíficos con variedades de albaricoquero resistentes a PPV, generando plumcots que además de suponer nuevas tipologías de interés, pudieran aunar las características deseadas de la ciruela y autocompatibilidad floral y resistencia a sharka.

Este programa de mejora en ciruelo japonés está obteniendo interesantes resultados, y en este año 2021 se inicia la comercialización de las primeras variedades con un gran potencial de mercado dadas sus destacadas características.

Más información en CEBASfruit®


21 abril 2021
Te puede interesar
Dos generaciones de agricultores

El relevo generacional en el campo

Los autores analizan el relevo generacional en la agricultura a partir de la información proporcionada en el seno del Grupo Focal de Expertos sobre 'Acceso a la Tierra'