6 min

Uso de bioestimulantes en agricultura sostenible

Los bioestimulantes se convertirán en herramienta fundamental para la reducción de fertilización, aumento de eficiencia en suelos y cultivos frente al cambio climático

Foto de proteina


Los bioestimulantes se convertirán en herramienta fundamental para la reducción de fertilización, aumento de eficiencia en suelos y cultivos frente al cambio climático, reducción de fertilización inorgánica y recuperación de suelos.

¿Qué son los bioestimulantes o pre y probióticos de suelo?

Los bioestimulantes los podríamos definir como productos naturales o sintéticos que en su formulado contienen sustancias tanto de origen inorgánico como orgánico y/o microorganismos. Su función al aplicarlos sobre la parte aérea de plantas o rizosfera es la de estimular procesos fisiológicos naturales cuyos efectos principales son de mejora del cultivo, vigor, rendimiento y calidad.

Como consecuencia de todo lo anterior medra el crecimiento radicular y vegetativo, la absorción de nutrientes, tolerancia a estrés abióticos, producción y calidad de cultivo.

Aunque el formulado sea variable, suelen estar compuestos de extractos de algas marinas, hidrolizados o fermentados procedentes de enmiendas orgánicas, hidrolizados proteicos y aminoácidos, enzimas, vitaminas, quitina, quitosano, poli y oligosacáridos, extractos húmicos, fracciones inorgánicas como las harinas de roca naturales, incluso fitohormonas vegetales que suelen estar en concentraciones de trazas.

¿De qué se compone realmente un bioestimulante?

bioestimulantes.jpg Composición de los bioestimulantes

Tipos de bioestimulantes

Lo que debes de saber para usarlos correctamente y cómo te ayudarán en su manejo:

  1. Sustancias húmicas: contribuyen a mejorar la actividad microbiana del tipo bacterias, hongos y actinomicetos. Podemos dividirlas en dos fracciones: los ácidos húmicos (A.H) y los ácidos fúlvicos (A.F). Principales funciones:
- Mejoran la conservación de suelo desde el punto de vista de la calidad edáfica, sirven para incrementar el reservorio nutricional, funcionan como un sistema tampón importante y confieren resistencia al estrés de las plantas.
  • Los A.F se pueden absorber por raíz y hojas al ser compuestos orgánicos de menor masa molar que los A.H, por esta razón son activadores enzimáticos, buenos agentes quelantes y su acción es casi inmediata a la aplicación.
  1. Microorganismos: son organismos que solo puede verse bajo un microscopio. Estos incluyen:

    - Bacterias: juegan un papel especial en el fortalecimiento y protección de las plantas. Este grupo de bacterias se denominan Plant Growth Promoting Rhizobacteria (PGPR) y se han descrito dentro de este grupo especies de los géneros Pseudomonas, Azospirillum, Azotobacter, Klebsiella, Enterobacter, Alcaligenes, Arthrobacter, Burkholderia, Bacillus, Rhizobium y Serratia.Sus funciones principales son:

    • Fijación biológica del N2
    • Solubilización del fósforo
    • Estimulantes del crecimiento de las plantas
    • Actividad antagónica y agentes biocontrol
    • Producción de sideróforos
    • Producción de antibióticos que ayudan al control de enfermedades en las raíces fundamentalmente
    • Induced Systemic Resistance (ISR)
    • Systemic Acquired Resistance (SAR) pseudomonas.jpg Pseudomonas

    - Micorrizas: generan en algunos cultivos incremento de rendimiento, incremento de la calidad edáfica, sirven como agentes de biocontrol de patógenos como los nemátodos, induce resistencia a estrés salino e hídrico. En planta y fruto pueden tener efectos nutricionales como el incremento de N, P, Mg y Fe. micorrizas.jpg Micorrizas

    - Microalgas: contienen micro y macronutrientes, especialmente nitrógeno, fósforo y potasio, y pueden ser consideradas como fertilizantes de liberación lenta. También presentan sustancias que promueven el crecimiento de las plantas, como auxinas, citoquininas, betainas, aminoácidos, vitaminas y poliaminas. microalgas.jpg Microalgas

    - Cianobacterias: son un pequeño grupo de procariontes fotosintéticos. Las más conocidas son Nostoc, Tolypothrix, Anabaena y Aulosira, con capacidad de fijar N2. Desempeñan un papel fundamental en mantener la fertilidad de los suelos, además de mejorar propiedades físicas del suelo como estructura, permeabilidad y capacidad de retención de agua. cianobacterias.jpg Cianobacterias

  2. Extracto de algas: se utilizan Ascophyllum nodosum, Laminaria sp., Fucus sp. Macrocystis pyrifera, Eckloria máxima y Durvillea sp. Sus funciones principales son:

    • En aplicación radicular tiene los siguientes efectos: reducción de patógenos de suelos/radiculares e incremento de la fertilidad de suelos/radiculares.
    • Incremento de la fertilidad del suelo, materia orgánica, textura y estructura.
    • Aumento del sistema radicular y mejora de las asociaciones micorrícicas.
    • También mejora de crecimiento y calidad nutricional (brotes y raíces, floración temprana, mayor rendimiento, uniformidad de fruto y coloración e incremento de antioxidantes).
    • Tolerancia estrés abiótico (salinidad, sequía y heladas), altas temperaturas, encharcamiento y/o contaminación.
    • Mejora poscosecha.
  3. Aminoácidos e hidrolizados proteicos: están constituidos por diferentes grupos de compuestos. Se dividen en: hidrolizados proteicos, pectonas, péptidos, polipéptidos y aminoácidos libres. Principales funciones:

    • Juegan un papel importante al modular la absorción y asimilación del nitrógeno mediante la estimulación de las enzimas, e incluso actuando en las rutas de absorción del nitrógeno en el sistema radicular.
    • Buenos agentes quelantes y buenos transportadores para corregir deficiencias nutricionales. Tienen buena capacidad de penetración en hoja y se puede aplicar en suelo para hacer más eficiente la absorción de nutrientes.
    • Hay que destacar el papel de algunos osmolitos u osmoprotectores, como lo son la prolina o la glicina betaina.
  4. Compuestos inorgánicos: son esenciales para algunas especies particulares, pero no son requeridos por todas las plantas, por lo que se denominan cuasiesenciales o beneficiosos. Destacaríamos elementos como el selenio, el silicio, el sodio, el cobalto, el aluminio y el yodo. Estos promueven el crecimiento de las plantas, fortalecen las paredes celulares, mejoran la tolerancia en determinadas condiciones ambientales como ataque de patógenos en el caso de selenio y silicio, y estrés osmótico en el caso del sodio, e incluso pueden mejorar la calidad organoléptica nutricional y saludable como en el caso del yodo.

Aplicación de bioestimulantes

La clave de su eficiencia es su correcta aplicación en suelo o planta, y en qué momento se utilizan a lo largo del ciclo de cultivo

Aplicación vía foliar

foliar.jpg Aplicación vía foliar

Aplicación en suelo

aplicación-en-suelo.jpg Aplicación en suelo

Conclusión

La gran problemática en la que se desarrolla la actual agricultura, con suelos cada vez más degradados, menos superficie disponible, superpoblación mundial, cambio climático…requiere hacer uso de manejos agronómicos mucho más eficientes, haciendo del suelo un participante activo del cultivo, a la vez que cuidamos y mejoramos su salud. Para alcanzar ese objetivo, los bioestimulantes agrícolas, siempre que se haga un buen uso de ellos y con conocimiento de causa, serán los aliados perfectos para mejorar crecimiento, calidad y productividad del cultivo.


13 noviembre 2020

Te puede interesar