10 min

Packaging sostenible: el futuro de los envases en la industria agroalimentaria

Sostenibilidad
Economía Circular y Bioeconomía
El futuro de los envases en la industria agroalimentaria es sostenible y basado en la economía circular. Descubre cuáles son las ventajas del packaging sostenible, los materiales más usados y las tendencias para el próximo año
Embalaje sostenible


Uno de los grandes problemas medioambientales de nuestra sociedad actual es la producción y el consumo masivo de plásticos, empleados principalmente en embalajes y envases. Estos, que a menudo son prescindibles, tienen una escasa vida útil y acaban convirtiéndose en residuos cuya eliminación es prácticamente imposible debido a su composición.

En los últimos años la producción de plásticos ha aumentado considerablemente. De hecho, en los últimos diez años se ha producido más plástico que en toda la historia de la humanidad.

 

 

La preocupación por la sostenibilidad y el medioambiente afecta a todos los sectores, y en materia de embalaje y envasado no iba a ser menos. Por este motivo, no es de extrañar que la búsqueda de packagings sostenibles sea una de las tendencias a seguir actualmente por las diferentes empresas.

De hecho, la Agenda 2030 marcada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas denominaba el packaging sostenible como un tema de gran relevancia relacionado estrechamente con el ODS 12: producción y consumo responsables.

¿Qué es el packaging sostenible?

El packaging sostenible hace referencia a un tipo de envasado respetuoso con el medioambiente. Está ligado al modelo económico conocido como economía circular, que se basa en reducir, reutilizar, reciclar y renovar los materiales y productos existentes todas las veces como sea posible. De esta manera, se extiende su ciclo de vida y se crea un valor añadido al producto.

Para que un envasado sea considerado packaging sostenible ha de tener una o varias de estas características:

  • Reciclable
  • Biodegradable
  • Fabricado a partir de materiales reciclados
  • Reutilizable

En abril de 2022 entró en vigor la Ley de Residuos y Suelos Contaminados para la Economía Circular del 2030, que cita recoge directivas europeas referentes a los plásticos de un solo uso, la reducción de su consumo y sus prohibiciones.

La Agenda 2030 marca que para 2026 el consumo de plásticos de un solo uso debe haberse reducido en un 50 % en peso respecto a 2022 y hasta un 70 % de cara a 2030 

En la industria agroalimentaria están sujetos a esta reducción los vasos y envases para bebidas, recipientes para alimentos y sus correspondientes tapas y tapones.

Botellas de plástico

¿Cuáles son las ventajas del packaging sostenible?

  • Sostenibles. El uso de materiales y procesos respetuosos con el medioambiente supone un beneficio generalizado para todos y para el planeta. Los envases ecológicos reducen la huella de carbono, pues su producción emite menos gases de efecto invernadero que los envases tradicionales y utiliza menos recursos energéticos.
  • Biodegradables. Además de reducir la huella de carbono, los embalajes sostenibles están fabricados con materiales biodegradables y reciclables, por lo que su impacto al medioambiente es mínimo. 
  • Mejoran la imagen de marca. Los consumidores, cada vez más preocupados por el medioambiente, demandan packagings eco-friendly. La empresas que apuestan por utilizar packaging sostenible dan una imagen de empresa responsable y ética con el medioambiente, generando un impacto positivo en los consumidores y mejorando su imagen de marca. Esto aporta un valor emocional al consumidor, quien se siente mejor al comprar la marca y contribuir a mejorar el medioambiente.  
  • Reutilizables. El reciclaje es un proceso de aprovechamiento muy beneficioso, pero también conlleva cierto gasto energético y contaminación medioambiental. Por eso, una de las ventajas de algunos packagings sostenibles es la posibilidad de su reutilización, ya sea para el mismo uso o con otro fin. 
  • Más saludables. Los materiales de un packaging sostenible suelen contener menos productos químicos nocivos para la salud al ser principalmente productos de origen natural y biodegradables.

¿Qué materiales se utilizan en packaging sostenible?

El objetivo principal del packaging sostenible a nivel mundial por parte de la ONU es sustituir el plástico por otros materiales biodegradables y respetuosos con el medioambiente, que a su vez contribuyan a la conservación de los productos que contengan en su interior.

Packaging sostenible

Existen diferentes tipos de materiales empleados en packaging sostenible y con la investigación e innovación cada vez aparecen más. 

Algunos de los materiales más usados son:

 

Cartón Kraft

Es uno de los favoritos. Se fabrica a partir de la fibra de celulosa de especies vegetales, lo que hace que tenga un bajo impacto ambiental. El cartón es un material grueso y muy resistente. Se suele emplear en bandejas y cajas, y es uno de los favoritos en food trucks, take away o delivery, ya que hay múltiples diseños para elegir: barquetas, todo tipo de cajas, soperas, ensaladeras, etc.

 

Plásticos vegetales

También llamados bioplásticos, se fabrican a través de productos naturales como la soja, la fécula de patata o el maíz. Se han convertido en una gran alternativa ante el uso de los plásticos tradicionales, ya que son menos contaminantes y provienen de fuentes renovables. Al mismo tiempo, presentan grandes resistencias y son totalmente biodegradables

 

Papel compostable

Es un packaging creado con papel hecho de sustancias 100 % naturales como semillas o frutos secos, que se pueden descomponer fácilmente. Se convierten en compost a través de la acción del ser humano. Se trata de un papel a prueba de grasas, resistente al calor y transpirable por lo que es una gran alternativa al papel de aluminio, al film transparente o al papel para hornear.

 

Vidrio

Es un material inerte que ni absorbe ni libera químicos. Se considera packaging sostenible por que su reciclado es integral, se aprovecha el 100 % del material y se puede convertir en otro envase, teniendo un ciclo de vida útil infinito.

Existen otros materiales alternativos empleados por la industria en materia de packaging sostenible como el papel reciclable, Plásticos rPET reciclados, estireno, madera, caña de azúcar, bambú, hojas de palma, etc.

Tendencias en packaging sostenible para 2023

En los últimos años el packaging sostenible está ganando importancia en el proceso de decisión de compra de los consumidores españoles. Según una encuesta deTrue Global Intelligence:

  • El 51 % de los consumidores considera que el uso de materiales de embalaje sostenibles es relevante para adquirir sus artículos online.
  • 1 de cada 3 consumidores afirma haber tomado la decisión de hacer compras más sostenibles a la hora de realizar pedidos online.
Una mujer que lleva una cesta de la compra con verduras recoge una caja de agua envasada

Es por ello que muchas empresas están reinventándose, apostando por el uso de un packaging más ecológico, reciclable y biodegradable.

2023 será un año clave en el desarrollo y la evolución del packaging sostenible, pues el 1 de enero ha entrado en vigor el impuesto adicional al plástico no reciclado, fabricado o importado en España con un cargo de 0,45€/Kg. 

Algunas de las tendencias en packaging sostenible que marcarán este año son:

 

Film de envasado 100 % biodegradable

Elaborado a partir de proteínas vegetales, se trata un nuevo material creado por el grupo de investigación BIOMAT de la Universidad del País Vasco. Este biofilm es respetuoso con el medioambiente y compostable industrialmente. Además mejora las características de los films tradicionales en lo referente a barrera contra el oxígeno y la luz ultravioleta.

 

Embalaje 100 % compostable

Son embalajes que se pueden descomponer en una pila de compost y utilizarse como fertilizantes. Se transforma en las plantas de compostaje de residuos orgánicos porque cumplen con las condiciones perfectas de temperatura, humedad y microorganismos.

 

Envases flexibles a medida

Se relaciona con la compra a granel y es una tendencia en auge muy llamativa por lo práctica y rentable que es. Los envases flexibles conservan mejor los alimentos, alargando su vida útil al mantener por más tiempo las propiedades y frescura de los alimentos. Esto se traduce en un menor desperdicio.

Además tienen menos impacto medioambiental, pues su fabricación consume recursos de una forma más eficiente, empleando menos energía y agua. Por otro lado, su transporte también es más eficiente que el de los envases rígidos debido a su forma moldeable y plana.

 

Reciclar, reutilizar, reducir y reinventar

Ya no solo se busca reciclar, reutilizar y reducir el plástico. Los departamentos de I+D+i apuestan por reinventar materiales que puedan ser biodegradables o 100 % reciclables. 

Sin embargo, el sector recuerda que la biodegradación no es un proceso automático. Implica tiempo para que la naturaleza haga su trabajo y esto es demasiado lento como para reducir las montañas de residuos en los alrededores de las ciudades y en los océanos. De ahí que, por ahora, lo principal siga siendo reforzar la cadena de reciclaje como alternativa más eficiente.

 

Los plásticos sin petróleo

Se trata de la elaboración de packaging sostenible para alimentos con polímeros o plásticos cuyo origen no es el petróleo. Por ejemplo el uso de almidón, bambú, caña de azúcar o cáscaras vegetales.

Iniciativas y casos de éxito en packaging sostenible

Cada vez son más las empresas que se suman al movimiento de packaging sostenible en sus productos. Grandes marcas como Nestlé, McDonald's, Burguer King o Coca Cola hace tiempo que apostaron por reducir el plástico en el envasado de sus productos.

Algunos ejemplos de empresas e iniciativas españolas que también han apostado por el envasado sostenible son:

 

Bezoya

La marca de agua mineral de Pascual ha certificado que todos sus envases están fabricados con plástico 100 % reciclable, obteniendo el Sello AENOR 100 % Plástico Reciclado en todos sus formatos. 

Este reconocimiento certifica que todos los formatos de Bezoya utilizan exclusivamente plástico fabricados a partir de otros envases ya utilizados. Esto supone el reciclaje de toneladas de residuos plásticos que de otra forma habrían acabado en el vertedero.

 

ZERO PLASTICS

Empresas y equipos de investigación de Navarra participan en este proyecto, cuyo objetivos es investigar y descubrir nuevas soluciones de envasado sostenibles mediante envases biodegradables, reciclados y reciclables 100 % que mantengan las propiedades de los alimentos. 

Cuenta con la participación de diferentes empresas como Naitec, Solidus Solutions, Global Local Solutions, Goikoa, Florette, Palacios, Exkal y Viscofan. Su principal diferencia con respecto a otras iniciativas es que trabaja con el cartón sólido como material base.

 

Pescanova

El grupo empresarial Pescanova ha lanzado este año un nuevo packaging sostenible elaborado a partir de la recogida de residuos plásticos en playas y costas, convirtiéndose en la primera empresa de alimentación de España que ha conseguido emplear este tipo de envasado sostenible, evitando que aproximadamente 10 toneladas de plástico acaben en el mar.

 

Cafés Novell

Esta empresa ha diseñado cápsulas compostables de café compatibles con cafeteras Nespresso. Esto reduce hasta en un 45 % la cantidad de cartón utilizado para el envase. Estas cápsulas pueden depositarse con los residuos orgánicos desapareciendo en unas 12 o 20 semanas, en contraposición a los 500 años que tarda en descomponerse una cápsula tradicional.

 

El Corte Inglés

También se ha comprometido a dar respuesta a los compromisos de la Agenda 2030 sobre el desarrollo sostenible. En materia packaging son varias las iniciativas que ha aplicado como la reducción de oferta de fruta y verdura envasada y el aumento de las opciones a granel, la sustitución de bolsas de plástico en pescadería, carnicería y charcutería por bolsas compostables o la sustitución de bandejas de poliestireno por bandejas PET o de fibra compostable en sus productos.


05 enero 2023
Sostenibilidad
Economía Circular y Bioeconomía
Te puede interesar