3 min

Cultivo de pitaya en invernadero con sistema NGS

Manejo de Cultivos
Nuevos Cultivos
En septiembre de 2020 comenzamos a evaluar en la Estación Experimental Cajamar el potencial productivo de un cultivo de pitaya en hidropónico, en colaboración con la empresa New Growing System
Pitaya Palmerillas - NGS


Dentro de la línea de cultivo de frutales en invernadero que desarrollamos en la Estación Experimental Cajamar, en una primera fase trabajamos seleccionando diferentes especies tropicales o extóticas que pueden ser de interés, para ver si se adaptan bien a nuestras condiciones de cultivo. 

En una segunda fase del proyecto buscamos desarrollar un modelo de producción óptimo de las especies seleccionadas, como es el caso de la pitaya en invernadero

En septiembre de 2020, comenzamos a evaluar el potencial productivo de un cultivo de pitaya en hidropónico en colaboración con la empresa New Growing System

El objetivo de este ensayo es adelantar la entrada en producción y optimizar la eficiencia en el uso de agua y nutrientes para mejorar los rendimientos y la calidad del fruto

El cultivo se soporta en una estructura de 2 m de altura con línea de multibanda NGS de 35 litros por m2 con sustrato

Se han establecido dos líneas de 20 m de largo separadas por 2 m y dos densidades de plantación para cada variedad (Hylocereus undatus e H. hybridum), dejando 0,5 m de distancia entre plantas en la línea (10.000 plantas por hectárea) o 1 m de distancia entre plantas (5.000 plantas por hectárea). 

A finales de mayo de 2021, ocho meses después del trasplante, se observaron los primeros botones florales de H. hybridum, que ha destacado por su precocidad

Desde esta fecha y hasta finales de octubre se han contabilizado un total de nueve oleadas de floración. Tres alcanzaron una intensidad superior a las 20.000 flores por hectárea (principios de agosto, septiembre y octubre). 

La producción potencial obtenida en el primer año, realizando polinización cruzada, ha estado en torno a los 40.000 kg ha-1, concentrados principalmente en los meses de septiembre, octubre y noviembre. 

En los sistemas convencionales con cultivo en suelo generalmente no se obtiene producción hasta el segundo año.

 

Oleadas en intensidad de floración de pitaya en cultivo hidropónico en invernadero

Con H. undatus la producción ha sido menor, oscilando entre los 16.000 y los 25.000 kg ha-1 según la densidad de plantación. La primera floración se retrasó hasta mediados de julio, y solo se han observado dos oleadas de floración con intensidad superior a las 20.000 flores por hectárea, una a finales de agosto y otra a principios de septiembre. La producción por tanto se ha concentrado en los meses de septiembre y octubre. 

 

Producción de pitaya en cultivo hidropónico en invernadero

En 2022 ya ha comenzado la campaña, con muy buenas expectativas. La primera oleada de flores ha comenzado el 19 de mayo en H. hybridum, un mes antes que la pasada campaña, y con una intensidad que ya supera alcanza casi las 58.000 flores por hectárea, que aún no ha terminado, triplicando la intensidad observada en las oleadas de mayor intensidad de la primera campaña. 

Para la presente campaña (2022) se ha ampliado la superficie de pitaya cultivada bajo este sistema hidropónico con sustrato, con la finalidad de automatizar el riego y recircular la solución nutritiva. Además, se van a evaluar tres nuevas variedades, denominadas ‘Caramel Desert’ cuya principal característica es que son autógamas, por lo que no requieren. 

La pitaya puede ser una alternativa para zonas con escasez de agua en cantidad y calidad ya que es una cactácea de origen tropical, muy eficiente en la gestión de este recurso que además está mostrando buen comportamiento con niveles de salinidad moderados. 


24 mayo 2022
Manejo de Cultivos
Nuevos Cultivos
Te puede interesar